diario de una tejedora // diary of a weaver // tagebuch einer weberin _ part II

sensaciones “puerperales”

9 de marzo de 2017

Sé que todos los que no andáis en Facebook estáis esperando con impaciencia las fotos y los videos de la fiesta del corte de tapiz del pasado domingo.Tengo que pediros un poco de paciencia, uno o dos días más, para ir seleccionando las fotos y ordenando las sensaciones y buscar las palabras adecuadas para plasmarlas, que no es fácil.

Mientras tanto, sintiendo un extraño vacío interior que se refleja en el hueco que ha dejado el telar en el taller, estoy “limpiando” el tapiz.

Os dejo algunos instantes de este “puerperio artístico”:

006010008005002003

________________

,

atrapar el tiempo, pero no el alma

1 de marzo 2017

Por eso me gusta que la fecha forme parte del propio tapiz, que cobre presencia. Desde hace años he decidido que las dos orillas entre las que se extiende mi pequeño mundo imaginario, esta pequeña crónica de una tejedora contemporánea, queden visibles, que no se doblen hacia atrás. Son, habitualmente, los soportes de estos dos puntos referenciales en el fluir del tiempo: el comienzo y el final del trabajo en el telar (porque la otra parte, la gestación de la idea, es mucho más difícil de atrapar).

011

001

Así, de alguna manera, queda atrapado el tiempo. ¿Y el alma?

Dicen los indios navajos, que en cada tejido debe quedar un hilo suelto por el que pueda escapar el alma de la tejedora para no quedarse atrapado en su propia obra.

Sabio consejo. Las y los que tejemos, sabemos del poder de “absorción” que ejerce el trabajo de tejer. Escapamos del mundo cotidiano y nos introducimos en uno distinto, donde rigen otras dimensiones de tiempo y espacio, y fácilmente podemos perdernos en él y quedarnos atrapadas entre los hilos de la urdimbre y el ir y venir de la trama.

Yo no suelo dejar un hilo suelto, pero desde que tejo tapices grandes (para lo que una persona en mis circunstancias puede abarcar) procuro abrir un camino por el que mi alma puede escapar. Entre otras cosas, porque aún no siento que haya tejido mi último tapiz.

002

.

________

fertig

25 de febrero

002

____________

.

24 de febrero

24 de febrero 2017

fertigfertig-3

.

__________

.

hoy

23 de febrero 2017

resto

.

___________

con las yemas, tocando….

20 de febrero 2017

001

_______________

téjeme despacio que tengo prisa

18 de febrero 2017

001

_______________

traca final

16 de febrero 2017

Uiiiii, que vuela el tiempo que es una barbaridad. Voy a darle la espalda a esta mañana soleada, para centrarme en el tapiz. No vaya ser que esté todo preparado para la fiesta del 5 de marzo, y resulta que falta el tapiz. ¿Os imagináis?

004003001002mi pequeño homenaje a Goya

_______________

saboreando

07 de febrero 2017

Sí, sí, aunque no lo parece, porque cuando se trabaja sobre todo el ancho de la pieza el avance se nos antoja menor, pero la recta final está cada vez más cerca. Desde la perspectiva de quien maneja las canillas, queda un ratín todavía con algún que otro tramo de especial intensidad:

001

002

_______________

mein Traum vom Fliegen

29 de enero 2017

002003

_______________

in motion

23 de enero 2017

004002001a

_______________

“f” de…..

11 de enero 2017

002

Pues no lo sé ni yo muy bien, puede ser la “f” de …….fondo, que es lo que queda por tejer después de haber terminado la tercera de las tres figuras que aparecen en este tapiz en primer plano. O de final, o de ….fiesta, y en este caso una llevaría a la otra, digo yo.

Tja, weiss ich auch nicht so genau, könnte “Fisch oder Fleisch” sein, in Anspielung auf die ambivalente Verkörperungsrolle von Himmel und Wasser, die dieser zweiten Bestie in der Dreiecksbeziehung des Teppichs zukommt; könnte aber auch “F” für Fete sein, denn auch die kleinen Erfolge sollten gefeiert werden und jetzt gilt es nur noch den Hintergrund zu weben und dann wäre der Teppich fertig. Oh, “f” für Fertig. Genau, geht auch.

004

.

_____________

cuesta de enero

6 de enero 2017

002006

_______________

.

agua

3 de enero 2017

agua-01agua-02

Etwas langsam, aber es geht voran. // Lento va, pero va.

_____________

traspectivando

29 de diciembre 2016

001hinten003hinten010-pinza014-pinza015-pinza

_____________

Giro y volteo

27 de diciembre 2016

Si visitamos alguna de las manufacturas clásicas de tapiz pictórico que aún funcionan, como la Real Fábrica de Tapices de Madrid, por ejemplo, podemos ver y se nos explica el proceso tradicional de tejer.

Uno de los aspectos que llama mucho la atención, además del tiempo que requiere la ejecución de un tapiz, es la manera en la que las y los tejedores se orientan con la ayuda de boceto y cartón para crear la imagen. Aquellos de vosotros que habéis seguido este diario desde el principio sabéis del proceso de “transcripción” del cuadro al cartón y de su importancia para el tejedor.

Tradicionalmente, el cartón es una representación invertida de la imagen a tejer (lo podemos ver en los cartones que Francisco Goya realizó en la Real Fábrica de Tapices). Los tejedores trabajan en el telar de tal manera que lo que tienen delante de sus ojos es el reverso del tapiz. La razón es técnica: Si trabajamos con un sinfín de canillas de diferentes colores en un espacio pequeño de tejido, las cuales, además, “saltan” cortas distancias para rellenar superficies vecinas, es fácil que se enreden . Estos líos se evitan cuando trabajamos viendo el reverso. Para poder ver el tejido y verificar que el tramo realizado quede correcto, los tejedores utilizan un espejo colocado detrás del telar.

005-totale-recortado

Y no solo se trabaja sobre una representación invertida. No en todas, pero en muchas ocasiones, y para ello también existen motivos técnicos, el cartón se gira 90 grados.

Estas dos alteraciones, lejos de irritar, me parecen una magnífica manera de distanciarse de la carga e imposición figurativa y permiten una apreciación abstracta de la tarea.

Al igual que muchos colegas contemporáneos, suelo tejer “de anverso”. Tengo delante de mí lo que podemos llamar “la cara buena” del tapiz. El mayor motivo radica en el impulso permanente de querer modificar “sobre la marcha” tanto la paleta de colores como incluso el cartón. No en lo que se refiere a la composición general (eso sería muy arriesgado teniendo en cuenta que mientras trabajo en el telar solo veo una pequeña franja y nunca el tapiz en su conjunto) pero sí en los detalles. Cosa que, como empiezo a conocerme con los años, ya contemplo en la ejecución del cartón, dejándome los correspondientes “campos libres” para la impronta del momento.

agua-01

En esta obra se centra la “licencia de autor” sobre todo en el enriquecimiento del fondo con las pequeñas imágenes que dan cuenta de mi sentir en relación con los cuatro elementos, aquí, por ejemplo, el agua.

Menos mal que hoy en día, cualquier programa de edición de fotos, hasta el más básico, tiene la función de giro y volteo.

.

_______________

.

abundancia

22 de diciembre

001

___________

stand der dinge

17 de diciembre

002

(de) Naja, da gabs halt ein paar kleine Ablenkungen in den letzten Tagen. Aber ich bin wieder da. Und soweit wie nötig, mit klarem Kopf und klaren Angaben für all die kleinen Bilder, die dem Hintegrund seine Bedeutung geben sollen. Eigentlich hat das Ganze schon fast was von einem Adventskalender, nur schaff ich es nicht, mitzuhalten.Bei mir geht es etwas langsamer.

.001

(es) En fin, alguna que otra distracción hubo en estos días. PERO estoy de vuelta. Con las ideas tan claras como las indicaciones hechas para todos el imaginario que, disperso por el fondo, hacen de él algo más que eso. Me recuerda un poco a los calendarios de adviento (en los que desde el 1 de diciembre toca abrir cada día una ventanita, detrás de la cual se esconde una chocolatina o un dibujo. Lo único que no consigo seguir el ritmo.

______________

el cuarto factor

17 de diciembre 2016

006foto de Catarina Pires

Dicen, en el toreo, (y perdonad la referencia a un espectáculo que hoy en día se ha puesto muy en entredicho, quizá con razón, atendiendo el cambio de percepciones y concepciones varias),…. dicen, pues, en el toreo que existen 3 factores que se tienen que conjugar para que pueda haber una buena faena: el animal (su raza, su fuerza, su bravura, su casta), el tiempo (aunque hay excepciones, con viento y lluvia suele suspenderse la corrida) y el torero (su capacidad y conocimiento, su voluntad, su valentía). Yo añadiría un cuarto factor: el publico que, aunque si influir directamente en lo que pasa en el ruedo, sí crea ambiente, y crea presión, a través de su rechazo o aceptación, su crítica o elogio, su rigurosidad o su indiferencia.

fotos de Catarina Pires

Siempre me ha parecido que en las artes plásticas pasa algo similar, aunque con pequeñas variaciones: para mí también existen 3 factores con las que tengo que torear en mi día a día de artista: la inspiración (estar preparada para captarla y saber sujetar y reflejarla adecuadamente), el lugar (y según qué, el material) y el “otro” tiempo (lo que significa disponer de una infraestructura que te permite extraerte de alguna manera de “lo cotidiano” y poder dedicarte con la intensidad necesaria “al arte”).

Las experiencias de los últimos años me han mostrado lo difícil que es conseguir que los tres factores se conjuguen en las proporciones precisas. Quizá reside parte de la magia en esta dificultad. No lo sé.

002foto de Catarina Pires

Y sí, también añadiría aquí el cuarto factor. El otro día (con la visita de Catarina y Alberto a mi pequeño taller) disfruté de él, y el cómo lo hacía me demostró lo importante que es para mí y lo mucho que lo echo de menos.

Cada obra cumple al menos dos funciones. Una durante el proceso de creación: la necesidad de explorar el interior, de comunicar algo, de sujetar una idea que te ronda por la cabeza, materializarla y poder distanciarte de ella, independizarte de ella incluso físicamente, para poder revisar si las propias expectativas se han cumplido o no. Un momento íntimo, en el que el ego se pone a sí mismo en entredicho.

La segunda: el debate. Y claro, el debate poco aporta si se hace en formato de monólogo. Me interesa ver qué es lo que ocurre en la gente que dedica unos minutos de su tiempo a contemplar lo que he producido en el taller. ¿Surge algún tipo de relación entre el observador y el objeto observado? A diferencia de las expresiones artísticas en las que el arte va necesariamente unido a la presencia física (músicos, actores, etc.), en el caso del arte plástico afortunadamente hay un momento de separación entre objeto y el autor o la autora, que facilita mucho un debate objetivo, por ambos lados. Y exponer mi obra, escuchar a la gente, debatir delante de mis tapices, contestar preguntas, explicar determinados aspectos, recibir críticas, enfrentarme a cuestionamientos técnicos o conceptuales es parte del alimento que ayuda para avanzar en lo que hago.

Poco me queda para terminar este tapiz y aunque aquí he intentado haceros partícipes de su génesis, al menos de forma virtual, me gusta pensar en un “alumbramiento” compartido, una manera de reunirnos alrededor del telar para compartir el momento en el que el tapiz se corta y adquiere la autonomía para convertirse en objeto de debate. Ya os contaré.

P.D., para los que han llegado hasta aquí en su lectura y sin ánimo de echar leña al debate:

No sé qué pasaría si aterrizara mañana en España. Lo más probable es que la tauromaquia no llegase a interesarme especialmente, ni siquiera por los innumerables referentes con los que me puedo haber tropezado en el mundo del arte (literatura, pintura, escultura, teatro, música,etc.). Quizá ni le prestaría atención. Pero lo cierto es que llegué a España, más exactamente a Madrid, hace 30 años. Cierto es también, que mis padrinos de aquél entonces, mis amigos de hoy, me tomaron de la mano para enseñarme su ciudad, su arte, cultura, costumbres, particularidades…. Y cierto es que me llevaron a Las Ventas y que yo fui con ellos llena de curiosidad y vacía de prejuicios. Cierto es que me hice aficionada, a lo largo de unos cuantos años tenía un abono en la andanada del 7; pasé horas, muchas horas de frío y calor, encajada entre las rodillas del de atrás y la espalda del de delante, viendo corridas, primero atendiendo a las explicaciones, luego escuchando a las opiniones y creo que terminé entendiendo, algo. Cierto es que presencié muchas corridas aburridas, unas cuantas malas, y unas pocas en las que había una magia como nunca antes o después la he sentido. He visto el ímpetu de Joselito cuando empezó, he visto pinceladas de belleza crepuscular de Curro Romero al final de su carrera, he sentido el duende en una corrida memorable de Rafael de Paula y la pureza de un Francisco Esplá dando lecciones de tauromaquia. He visto rigor y dejadez, en todos, en ganaderos, en la gestión empresarial, en toreros y cuadrillas, en presidencias y en el publico. La banda, la banda creo que nunca ha fallado. Y, por supuesto, he visto toros, bellos, feos, mansos, bravos. Y los he visto morir. También he visto morir a torreros, banderilleros, caballos….. De ninguna muerte me alegré. No creo que un auténtico aficionado vaya a la plaza para alegrarse de la muerte, ni de la de animal. Se celebra, sí. Se escenifica, sí. Evidentemente es una manera de ‘celebrarla’, de superar simbólicamente el miedo a la muerte.

Y cierto es que nada de ello quiero borrar de mi biografía. Puede que si aterrizara mañana en España no iría nunca a una plaza de toros. Puede, no lo sé. Lo que sí sé es que actos que en un momento cobraron encaje social pueden perderlo, porque las sociedades cambian, los tiempos cambian. Y está bien que así sea. Pero si añado esta postdata a la entrada del blog es porque desde hace tiempo me irrita la agresión y la amargura con la que se vive el cambio del encaje social y porqué no sé cuanto de ello tiene una motivación ideológica o política. Escribo estas frases pensando en todas aquellas personas gracias a las que se me ha abierto una ventana al mundo de la tauromaquia.
Y para que no cunda la confusión: considero a Catarina y a Alberto grandes amigos mios pero sé que de aficionados a los toros no tienen nada de nada.

____________

.

12

1 de diciembre 2017

Contando con el breve pero intenso arranque, aún en el KUKU, en abril de 2015, llevo prácticamente 12 meses inmersa en este mundo particular de miles de hilos formando una única imagen.

Y se me ha hecho un callo en el dedo corazón, ahí donde suelo apoyar la canilla con la que aprieto el tejido para garantizar que mantenga la misma densidad.

zweiheit-01-pagina001-lightzweiheit-01-pagina002-lightzweiheit-01-pagina003-lightmujer

____________

.

recta final

25 de noviembre 2016

recta-final-pagina001

Hoy sí, hoy he dado la vuelta que ha hecho que en el campo de visión se asome la linea que en el boceto indica el final del tapiz.

Cierto, es una recta final cuyo alcance implica aún unas cuantas semanas de trabajo, pero a la vista está.

Y también está esta rara mezcla de sensaciones: un efímero bajón de energía provocado por el alivio de tenerla al alcance de la vista, de saber que ya no podré perderme en el camino, que llegaré hasta el final, sea como sea. Esta vista que hace viajar a la mente mucho más rápida que las manos permiten; alegría y satisfacción, también un poco de cansancio y ya algo de nostalgia.

Es un curioso movimiento paulatino en la balanza de las emociones. Parecido a lo que recuerdo de los embarazos, de cuando la naturaleza cambia poco a poco la palanca de la placentera alegría de sentir como crece algo dentro de tí, de la energía y fuerza que esta sensación produce, a un estado de creciente incomodidad física y de impaciencia, hasta el punto que deseas que llegue ese momento que no deja de asustarte un poco, pero que por el otro lado es lo que más esperas para poder comenzar un nuevo capítulo, y también para poder recuperar la autonomía.

Sabia naturaleza, que mueve esta balanza, nos ayuda a alcanzar nuestras metas, a ganar distancia para poder coger aire y hacer hueco para lo que el futuro pueda traer.

arco-iris

De momento, compraré una botella de cava. Son pequeños logros los que hay que celebrar con especial cariño.

.

___________________

miradas

21 de noviembre 2016

001

Todos lo hacemos, en los museos, en las galerías, en las tiendas, en la calle. Miramos, primero de lejos. Luego, si salta la chispa de la atracción nos acercamos y, de manera consciente o inconsciente, nos damos cuenta como cambia el aspecto del objeto que se ha convertido en el foco de nuestra atenta mirada.

En la esfera del tapiz, alternar la mirada distante con la cercana es un juego muy rico en impresiones. No solo porque entendemos mejor algunas cuestiones puramente técnicas, de cómo conseguir sombras, profundidad, tridimensionalidad, cambio cromático, etc., sino también de cómo funciona nuestro ojo, cuales son las distancias a partir de las cuales el ojo, y el cerebro, nos hacen ver de manera determinada, por ejemplo al mezclar colores o al fusionar el pixelado típico, o al ver una linea curva donde en realidad hay escalones.

Por ello subo hoy una serie de detalles. Ya sé, no es lo mismo, porque no deja de ser un salto de lo lejano a lo cercano y no permite hacer este juego de aproximación progresiva. Pero quizá podéis imaginároslo y así, cuando el tapiz esté terminado y cuelgue en algún lugar, lo disfrutareis por partida doble.

Creo que aunque la calidad de las fotos no es la mejor, se aprecia bastante bien como cada técnica empleada produce un efecto distinto.

Y el conjunto sigue creciendo adecuadamente.

002

____________

sujeto _ 3

15 de noviembre 2016

005

____________

sujeto _ 2

15 de noviembre 2016

002

_______________________

.

sujeto _ 1

001006

_____________

.

(dos de tres) más uno

7 de noviembre 2016

No siempre surge, evidente y afortunadamente. Y no siempre se siente, aunque pueda estar ahí. Pero a veces se presenta con tal poderío, que ni el tejedor se da cuenta de ello y queda atrapado dentro de un capullo hecho de hilos de una perturbadora mezcla de fuerza y sutileza. Todo lo que hay fuera pierde importancia en la medida en la que este capullo se hace más y más opaco. Ni calor inapropiado para la temporada del año, ni las primeras nieves, ni las sacudidas sociopolíticas ni las incertidumbres personales consiguen perturbar la quietud en la que se desarrolla el diálogo íntimo entre urdimbre, trama, manos y alma.

No siempre surge, pero cada vez que me pasa me sacude profundamente. He tejido tapices de los cuales me siento profundamente satisfecha y que considero importantes en mi recorrido profesional, sin que me haya ocurrido; tapices que me siguen convenciendo, pero que no se han enlazado con estas otras hebras que todos llevamos dentro.

Cosa natural en la trayectoria de un artista, supongo. No podemos producir constantemente obras “top”, a veces no acompaña el entorno o el momento, o no conseguimos reunir la fuerza suficiente para profundizar o sincerarnos ni con nosotros mismos, o simplemente necesitamos materializar una meta intermedia para poder seguir explorando.

.

Esta vez, quizá porque no tengo que preocuparme por el hecho de poder entrar y salir de este “capullo mágico” cuando la rutina ajena lo exige y puedo permitirme el lujo de dejarme atrapar por los hilos y entregarme a la quietud, quizá porque me siento cómoda con la parte que de lectura biográfica puede desprenderse de la pieza, y ciertamente porque me convencen la composición, las técnicas elegidas y la gama de colores……; esta vez y según avanzo en mayor medida, me gusta lo que crece entre los hilos de la urdimbre.

008

Haber terminado la mujer, una de las tres protagonistas de esta pieza, (bueno falta un poco de pelo y los cuatro dedos de la mano) es como alcanzar el punto de inflexión en la dinámica de trabajo y la gestión de la energía creativa. Disminuye la tensión expectante en la misma medida en la que crece el tapiz; merman las incertidumbres sobre aciertos o desaciertos artesanales y artísticos, técnicos y conceptuales en la misma medida en la que aumenta la seguridad de poder vivir con los pequeños errores y las imperfecciones.

Y queda por delante un tramo de agua y aire, de nubes y olas, de azules y verdes, turquesas y grises y la alimaña que les da cuerpo a estas fuerzas elementales, en el que pienso disfrutar de cada detalle con el sosiego que da la sensación de haber superado el examen autocrítico con el que cada artista observa la génesis de su trabajo.

.

______________

.

Ojos

6 de noviembre 2016

012

.

_________________

.

Cada vez un poco más cerca….

21 de octubre 2016

Casi asoma el horizonte final, poco le falta, ¿quizá tres intensos meses de trabajo? Mientras me divido entre los tres “puntos clientes” que requieren toda la atención, intento volver a profundizar este diálogo íntimo que me llevó a decidirme por esta composición, antes de afrontar el último reto: la cara de la mujer. Entiendo que de su expresión dependerá gran parte de la impresión que pueda causar este tapiz en el futuro entre quienes se tomen el tiempo para contemplarlo con calma.

006

Y como siempre, será el momento el que lo decida, a pesar del trabajo previo, a pesar del boceto. A lo largo de estos meses de intenso trabajo he intentado en cada área de trabajo depositar una porción de lo que me conmueve en esta obra.

Como siempre, algunas cosas pasarán desapercibidas para la mayoría de la gente, otras necesitarán conocimiento de contexto, y las habrá que queden tan evidentes que hasta las vean aquellos que no están dispuestos a prestar mucha atención a los tapices.

Como siempre, habrá “me gustas” y “no me gustas” y mucho margen para la interpretación.

Como siempre.

.

_____________

.

Mit Leib und Seele

7 de octubre

documento-1-pagina001

Neee, in der Kunst dürfen wir (?) ja glücklicherweise (noch?) so ziemlich überall und fast immer das tun, was sonst zensiert werden würde. Oh ha, wenn ich so richtig darüber nachdenke….

Noooo, menos mal que en el arte (¿aún?) podemos hacer más o menos en todos los lugares y casi siempre lo que en otros contextos caería bajo la censura. Bueno, si lo pienso bien…. en fin.

Aber darum geht es hier und jetzt eigentlich nicht. Hier und jetzt geht es mir hauptsächlich darum euch auf dem Laufenden zu halten über das, was in den letzten vier/fünf Tagen am Webstuhl passiert ist. Über alles andere können wir ein andermal in Ruhe unsere Gedanken austauschen, denn da gäbe es viel worüber wir im Zuge der kulturellen Begegnungen und Positionierungen gemeinsam nachdenken müssen.

Pero en realidad no era eso de lo que se trata. Al menos no aquí y ahora. Aquí y ahora quiero manteneros al corriente de lo que ha pasado en el telar en los últimos cuatro/cinco días. Sobre todo lo demás podemos intercambiar con calma nuestros sentires y pensares, porque creo que hay mucho sobre lo que tenemos que reflexionar conjuntamente en el marco de los encuentros y posicionamientos culturales que estos tiempos nos traen.

Así que, volviendo al telar….

So also, zurück um Webstuhl…..

002009011b

Wie ihr seht, bin ich nicht untätig gewesen. Freu mich schon auf das Gesicht.

Como podéis ver, no he estado ociosa estos días. Me hace ilusión tener que afrontar la cara dentro de poco.

003

Aber bevor es soweit ist, verlangt der Hintergrund wieder einmal alle Aufmerksamkeit. Ihr wisst ja inzwischen schon einiges über diese Art von “Sprüngen”……

Pero antes de llegar a a ella, es el fondo el que requiere la debida atención. Ya sabéis lo que son estos “saltos”……

.

____________________

.

elogio a la dualidad

23 de septiembre

Zufriedenheit regt sich schüchtern. Zufriedenheit und der seit Beginn bestehende Eindruck von Zweideutigkeit, oder besser noch gesagt _um einer möglichen negativen Besetzung des Ausdrucks zuvorzukommen_ von Dualität wird immer greifbarer je weiter ich mit der Arbeit voran komme.
Nach vier intensiven Arbeitstagen in denen der Kopf des zweiten Tieres entstanden ist, sehe ich Schwermut in seinen Augen, fast ein Sich-Ergeben oder Aufgeben angesichts des Stigmas der anscheindenden Brutalität hinter der sich etwas ganz anderes verbergen mag.

Satisfacción se extiende tímidamente. Satisfacción y esta sensación de ambigüedad _o, mejor dicho y anticipando una interpretación negativa, de dualidad_ que acompaña el proceso desde sus inicios.
Hoy, tras cuatro intensos días de trabajo para tejer la cara de la segunda alimaña, veo melancolía en sus ojos, casi resignación ante el estigma de la aparente brutalidad detrás de la cual quizá se esconde algo distinto.

004005

 _______________________

 ,

tercero, a escena

17 de septiembre

.

Bueno, ya está. Desde hace tres días, aunque sea solo con una patita y algún que otro colmillo, ya asoma el tercer protagonista.

001a001002

.

__________________

bilderflut

14 de septiembre

001002003

.

_______________________

.

anacronismos varios

7 de septiembre

Que el arte de tejer tapices resulta cada vez más anacrónico ya no es ninguna novedad para quienes seguís este blog. No me canso de decirlo, y procuro hacerlo de una manera optimista, con ánimo de resistir y de esperar el tiempo en el que podamos volver a concedernos el placer de disfrutar de la lentitud como algo que sienta bien a nuestra mente y a nuestro alma.

Pero en este caso concreto ha surgido, además, un anacronismo anecdótico, que me hace gracia. Porque mientras todo el mundo se despide de la playa, los cielos sustituyen el azúl verano incondicional por la escala de grises de nieblas y nubes, a mí me espera _ y lo aguardo con impaciencia_ sumergirme en los azules , turquesas y verdes de las olas que cierran el tapiz en la esquina derecha, y los azules celestes de todos los cielos de este mundo que lo hacen en la esquina opuesta. Mientras empezamos a taparnos el cuerpo acorde a la bajada de temperaturas que conlleva la llegada del otoño, me queda poco para alcanzar los pechos desnudos de la mujer, y después su cara onírica, cuando en la nuestra ya habrán vuelto a aparecer las primeras huellas del estrés cotidiano borrando la efímera lisura que proporcionan tres semanas en la playa, en la montaña, en la huerta, en donde sea, pero SIN madrugones no deseados o malsanos turnos de noche.

Ante esta emoción, primero un poco de orden.

006

________________

.

saltando el ecuador

.

3 de septiembre

(es) Por si alguien tenia dudas: no solo que he vuelto de Berlín, sino que además he retomado el trabajo en el telar hace ya tres semanas. 😉

Había dejado todo preparado para facilitarme el momento de “retomar las canillas”. A veces cuesta mucho recordar mentalmente, pero ante todo volver a conectar con las propias sensaciones que afloraron en el momento de interrumpir el trabajo, y impregnan el tejido de algo más que de un trozo de tela. Sobre todo cuando estas interrupciones responden a contextos vitales muy concretos, que no guardan relación con el conjunto de la obra y su concepto, no interesa y hay que evitar que esta “interrupción” se note.

(de) Für den Fall, dass irgendjemand Zweifel gehegt hat: ich bin nicht nur aus Berlin zurück gekommen, sondern ich habe auch vor ungefähr drei Wochen die Arbeit am Webstuhl wieder aufgenommen. 😉

Ich hatte alles vor meiner Abreise so vorbereitet, dass es mir leicht fallen sollte, den Faden eben da wieder aufzunehmen, wo ich ihn aus der Hand gelegt hatte und das ist glücklicherweise auch gelungen. Es ist nicht immer einfach und selbstverständlich, denn es geht nicht nur darum, gedanklich die Rhythmen der Farbwechsel und die angewandte Technik nachzuvollziehen, sondern auch gefühlsmässig da wieder anzuknüpfen, wo man den Dialog mit dem eigenen Werk und dem eigenen Ich hat abbrechen müssen. Denn dieser Bruch entspricht momentanen Lebensumständen, die mit dem Gesamtwerk nicht unbedingt etwas zu tun haben und deshalb auch nicht unbedingt in die Komposition sichtbar hineinspielen müssen.

001

(de) Trotzdem fand ich es diesmal besonders berührend, nach meiner Reise nach Deutschland und mit der Perspektive bald wieder “für länger” dort zu wohnen, die Arbeit genau an dem Teil dieses Bildteppichs wieder aufzunehmen, der wohl am autobiographischsten von allen ist: das Muster auf der Halbkugel, das mit einer Veränderung des eigentlichen Entwurfes jetzt auch einen “Abdruck” auf dem Unterleib der Frauenfigur gefunden hat, entspricht dem Muster des Bademantels, der meine Mutter zu meiner Entbingung ins Kranknhaus begleitet hatte. Seit langem hatte ich mich darauf vorbereitet, ihn in einem meiner Teppiche “einzuweben”, und nun ist es dazu gekommen. Ich finde nach wie vor, es passt, mit dem leicht metallischen Glanz der eingewebten Goldfäden und der Rauigkeit des Gewebes….

(es) Con todo, me resultó esta vez , después de mi corta estancia en Alemania y sabiendo que me espera en un futuro no muy lejano una más extensa, especialmente emotivo retomar el trabajo justamente en la parte del tapiz que resulta más autobiográfica: el diseño que se ve en el hemisferio que le sirve a la mujer como apoyo y que encuentra un reflejo, un eco, en su vientre, está inspirado en la tela del albornoz que acompañó a mi madre al hospital el día que yo nací. Desde hace tiempo tenía claro que lo quería incorporar en alguna de mis piezas y me sigue gustando como queda: con el tenue brillo del hilo dorado y la aspereza del tejido….

.

______________________

.

(AD)HERENCIAS

9 de agosto

Sintiendo el pasado, soñando el futuro

001002

___________

.

de horizontes tranquilos

5 de agosto

003horizont-página001

.

____________

.

fondo y fundamento

29 de julio

Cierto, en la realización de un tapiz pictórico hay muchos momentos emocionantes, hay personajes y paisajes que poco a poco, pasada por pasada, van adquiriendo forma delante de nuestros ojos. Hay caras y manos, ojos y dientes, pliegues y bordes; un sinfín de detalles y estructuras….

Y luego, está el fondo.

001

Una de las particularidades del arte de tejer es justamente esta: que el fondo y los motivos surgen a la par. Según hacía dónde se extiende la forma que representa a una persona, un animal o un elemento arquitectónico o paisajístico, solo puede hacerlo si “debajo” hemos cerrado el hueco, nos hemos empleado “al fondo”.

Antiguamente los fondos eran los campos de aprendizaje y de primeras batallas de los aprendices. Si vemos los grandes tapices, por ejemplo de Goya, y nos fijamos en los inmensos cielos que podemos apreciar en algunos, y los comparamos con la filigrana de los pliegues de un traje de encaje o la cara de una alimaña, podemos imaginarnos, sin saber mucho del oficio, que las habilidades para ejecutar una u otra parte del tapiz pueden ser distintos. Así poco a poco, el aprendiz se acercaba al meollo, a tareas cada vez más complejas, sin prisas y sin pausas.

003

Los que [aún] no tenemos aprendiz nos dedicamos con el mismo esmero y cariño al fondo como a las figuras. Puede que no sea tan emocionante, pero el sosiego que proporciona lo compensa. Y no nos deja perder de vista esta particularidad que, como muchas otras que tiene el arte de tejer, nos puede enseñar mucho sobre la vida misma.

________________

.

de arte y abstacción

22 de julio

No, definitivamente, NO.
NO vivimos solo del aire, de sueños y quimeras.

PERO, en fin, a veces, por breves instantes nos quedamos tan absortos…….
Creo que es cuando el ejercicio del arte más se acerca al ejercicio de la meditación.

Somos capaces de perder la noción del tiempo y, en parte, la noción de nuestro cuerpo. No hay hambre, ni sueño, solo existe la necesidad de plasmar.

¿Igual de ahí viene la leyenda urbana?

001

005006

El hecho es que llevo dos días delante del telar. Todo el cuerpo obedeciendo a una orden interior que dice: no pares hasta que el bicho no esté terminado.

Y lo curioso es que ha funcionado. Instantes de concentración, de absorción, de arte.

Entiendo que puede haber gente que observando aquello llegue a la conclusión de que los artistas viven del aire, bueno quizá también de la luz, ¿del amor o de la pasión? Pero no deja de ser una leyenda, y no dejan de ser instantes.

Yo, de hecho, ahora me voy a preparar una taza de café, un cuenco de muesli y luego cerraré los ojos un rato, para darle una pausa a las gafas, que deben estar cansadas.

002

_______

.

poco accidentado

5 de julio

Cuando aprendes un nuevo idioma de forma orgánica, con el uso y en la cotidianidad de la calle, fuera de diccionarios y aulas, estructuras gramaticales, etc. no sólo disfrutas el doble con las imágenes que te sugieren las palabras (que a veces entiendes, y otras no), sino también con sus distintas acepciones, especialmente cuando las hay que resultan poco frecuentes en la vida cotidiana.
Las segunda acepción de “accidente” la incorporé tarde en mi vocabulario activo, cuando me fui de Madrid, después de más de una década viviendo en esta gran urbe, y mira que Madrid tiene accidentes urbanísticos “a punta pala”, pero eso es otro tema.
Hoy, y de eso viene la introducción, el tapiz luce un horizonte poco accidentado, respecto de lo que estáis acostumbrados a ver.
 .
accidente
nombre masculino
1. Suceso imprevisto que altera la marcha normal o prevista de las cosas, especialmente el que causa daños a una persona o cosa.

2. Elemento que con otro u otros configura el relieve de un terreno, como ríos, montañas o valles.
3. Cualidad o circunstancia que puede aparecer en algo y que no forma parte de su esencia o naturaleza.
4. Modificación que sufren en su forma las palabras variables para expresar distintas categorías gramaticales.
5. Signo situado delante de una nota para indicar que ésta debe ascender o descender uno o varios semitonos.

Origen
Préstamo (s. xiii) del latín accidens, accidentis, participio de accidere ‘caer sobre’ y de ahí ‘suceder’. La acepción filosófica procede de Aristóteles; las acepciones negativas se desarrollan a partir de la idea de ‘azar desgraciado’; la acepción ‘alteración del terreno’ procede del francés. De la familia etimológica de caer (V.).

.
Y ya que estamos hablando de vistas distintas, comparto una imagen girada para que no os tengáis que retorcer el cuello:
 .
001
.
Buen momento también, para reagrupar los elementos en mi pequeña balsa, para evitar cualquier accidente de la acepción que sea:
.
002

.

.

______________

.

ojos que ven, corazón que siente

26 de junio

003

___________________

retomando los hilos

21 de junio

Después de una semana intensa de convivencia gatuna y cuidados amistosos toca reocupar el espacio en mi balsa particular, retomar los hilos y seguir remando contra corriente, en busca de la quietud.

001

No me esperaba sentir tal “mono de telar”. Me asusta tener que reconocer hasta qué punto le debo a este proceso creativo, en el que me siento inmersa, el no haber caído en un mar de dudas agitado por las olas de me cuestionamiento acerca del sentido de mi estancia, o incluso existencia. Me duele asumir esta dependencia, aunque sea una dependencia hacia mi propia capacidad de generar la intensidad del proceso, es decir la capacidad de carga de la balsa.

Me tranquiliza saber que esta balsa, de momento, soporta el peso de mis dudas.

002.

La vuelta al telar trae también el punto final de otra búsqueda, la del equilibrio exacto entre exigencia y rebeldía, y el momento de la incorrección. Difícil es buscar algo si una sabe muy bien qué es lo que quiere encontrar pero no qué aspecto tiene hasta que lo tiene delante. Pequeño ejercicio existencialista de cada artista plástico, plasmar el objeto de la búsqueda. Cada zona del tapiz es, para mi, una pequeña incursión en referentes del mundo del tejido; cada zona contiene también una pequeña incorrección, una transgresión, un cuestionamiento. No es un cuestionamiento transcendental, es más intimista: la necesidad de explorar mi relación con el arte de tejer en general, y mi posicionamiento actual. Es, por así decirlo, una revisión de la balsa, de los materiales, de la forma de construcción y de la técnica de remar.

003

Por el pico del canino….

Esta tarde cambiaré de posición, dejaré pendiente la segunda pierna de la mujer, para seguir con la cara de la fiera. Eso es, abandonar la suavidad y sensualidad de la carne para abordar la fuerza y fiereza de la bestia.

Me gusta tejer tapices, mucho.

005

.

___________

efecto Penelope

11 de junio

 001

Desde hace unos días me encuentro bajo el EFECTO PENELOPE, no sé si lo sufro o si lo disfruto….. tejiendo muslo de mujer puede tener su aquél. Ya tendría cuatro patas si fuera por lo que de hecho y deshecho.

También puede ser, considerando lo intenso que se está presentando el diálogo con esta pieza, que la llegada al ecuador, en el que se sitúan la cadera y el ombligo de la figura humana, me confronta con una reflexión sobre mi fidelidad respecto de mi propio boceto:
Desde que estoy construyendo la persona, crece el impulso de romper la armonía sobre la que se apoya esta pieza, a pesar de o justamente a causa de la ambigüedad que transmite.

Cuestionar una decisión, soltar un “hilo narrador”, sustituir una lectura por otra o simplemente cambiar la prioridad de los mensajes……

002

Agradezco que me esperan unos días alejados del telar para poder pensarlo con tranquilidad.

 ________________

.

arabsecamente creciendo

21 de mayo

001.JPG

Del verdín al oro, 30 cm y dos semanas de intenso trabajo.

,

____________________

Gozando la lentitud

8 de mayo

Disfruto con el lento avance del tapiz como hace mucho que no he disfrutado….. Es tiempo para ir retirando el verde y sustituirlo paulatinamente por el oro y cuando la pata esté cubierta, tocará soltar urdimbre….¿ igual a lo largo de esta semana?

004

001

004

.

___________________

.

el cuarto elemento

3 de mayo

Después de definir color y material, técnica y textura para el fondo, para las bestias y para la figura humana solo falta el cuarto elemento: la semiesfera sobre la que yace ésta última.

En el boceto se aprecia el dibujo, pero no qué fondo y teniendo claro que el centro llevará hilo de oro, la duda residía en si comenzar con una gama de amarillos o de marrones y verdes musgo.

Hoy se ha despejado la duda. Amarillo no puede ser. Decididamente no es un color con el que me siento cómoda y aún menos en esta composición. Así que serán el terracota y el verde en combinación con un morado oscuro los colores para iniciar el trabajo en esta parte del tapiz.

008

Y me hace ilusión la coincidencia en el tiempo. No podía haber mejor semana que ésta, enmarcada por el Día de la Madre en España, el primer domingo de mayo, y en Alemania, que se celebra el segundo domingo de mayo, para meterme en esta faena…..

El dibujo que intentaré plasmar está inspirado en una prenda que me acompaña desde el día que nací: el albornoz que mi madre llevó al hospital cuando empezaron las primeras contracciones del parto.

013a

Ahora es cuestión de días y el tapiz tendrá una altura homogénea por todo su ancho, una altura que me obligará a enrollarlo parcialmente y soltar urdimbre libre para poder seguir trabajando en una postura más cómoda.

Este momento para mí siempre es muy especial, y muy particular del oficio, en comparación con otros procesos de creación. Porque a partir de este momento, y hasta que termine el tapiz (lo que aún puede tardar unos cuantos meses), nadie verá la totalidad de lo ya tejido. Lo demás desaparecerá de la vista ya que será guardado en el plegador, el gran cilindro horizontal inferior, cada vez que alcance una altura de unos 30 cm.

Por ello, también es el momento en el que me permito hacer los últimos ajustes, retoques y modificaciones, con un ojo en el boceto y otro en el tapiz. En este caso, he tejido las primeras patas más delgadas de lo previsto en el boceto, por lo que conviene hacer la misma corrección en el boceto para acordarme de ello dentro de tres meses cuando me tocará tejer las otras.

IMG_3412

Suelo tomarme esta última revisión muy en serio, máxime cuando se trata de una composición tan simétrica como esta.

003

Dentro de nada, solo quedará la confianza en el trabajo hecho, la humildad para asumir los errores que una puede cometer, la generosidad para no enfadarse con una misma, la concentración para mantener en la mente la imagen y no perder la conexión. Dentro de nada, cualquier interrupción larga será más difícil de encajar. Dentro de nada comenzará a crecer la expectación en el resultado final en la misma medida en la que lo hará el trabajo en el telar. Dentro de nada dará comienzo un nuevo capítulo del arte de tejer tapices, uno que a mí me resulta especialmente mágico.

.

 ____________________________

.

progresamos adecuadamente

27 de abril

001003004

________________

.

.

der zahn der zeit

24 de abril

En alemán decimos así: ‘el diente del tiempo’, que se dedica a rosigar (nueva incorporación en mi vocabulario pasivo) quién sabe qué……

De momento, contenta con el cosquilleo.

002

003

001

 .

________________________

(H)omoplateado

 22 de abril

Es un capricho, ya lo sé, pero es simpático y me divierte. También es un recuerdo de mis tiempos de traductora, cuando tocaba componer y descomponer palabras para poder llevarlas adecuadamente de un idioma al otro y cuando, muy de vez en cuando, tocaba incluso atreverse a crear una palabra nueva, con cuidado y respeto, se entiende.

Así que, cuando algo cautiva toda mi atención a lo largo de unos cuantos días, como la construcción textil de un omóplato, me entran ganas de darle un término, para hacerlo más real y sujetarlo de laguna manera….

001

La “hache”

Cuando publiqué las fotos el otro día en las redes con el “título” de “homoplateando”, por las prisas y el ensimismamiento reinante en este instante, lo hice sin comentar nada sobre la ‘h’ y nadie lo mencionó. Supongo que algunos ni se percataron, otros pensaron que es una típica errata de gente como yo, que no solamente peleamos con el subjuntivo y otras particularidades de este hermoso idioma, sino también con las haches, las uves y otros pormenores.

Pero la ‘h’ tiene su razón de ser. Cuanto más tiempo dedico a hacer crecer esta primera de las dos bestias, más ambigua me parece. Ya no solo en cuanto a su actitud en la composición, si es o no es agresiva, incluso su naturaleza me resulta cambiante como el color irisado del lomo de una trucha; quizá como debe de ser tratándose de un animal fabuloso.

HOMO_plateado

Según en que parte trabajo, percibo más un ser felino, ¿o can?, un reptil, ¿serpiente o dragón? Pero también tiene algo de homo sapiens, especialmente en la parte que me toca tejer: nuca, omoplato, humeral, codo, antebrazo….

Documento-1-página001

 .

_____________________________

.

momentum interruptus

12 abril

A veces lo digo en broma, pero tiene mucho que ver con la vida cotidiana de una persona que teje….. aceptar las interrupciones, no solo las que se producen por necesidad a lo largo de un proceso de elaboración extenso en el tiempo, sino también las que hay inherentes al trabajo en el telar.

lineas-página001En la elaboración de tapices no trabajamos sobre un fondo consistente; tenemos la urdimbre, los hilos verticales que nos sirven de esqueleto y, llenando los espacios vacíos entre ellos con la trama, construimos fondo y motivo a la vez. Eso implica que en la elaboración del tejido nos vemos obligados a guardar un determinado ritmo de construcción (para garantizar la solidez del tejido, si es que queremos tener un tejido sólido y continuado) que no siempre y no necesariamente coincide con el trazado de las formas y el sentido en el que aumentan o merman.

Cuando una forma necesita crecer, puede hacerlo solo si dispone de un “fundamento” que lo soporta. El dibujo me permite hacerlo sin ninguna limitación direccional, solo cuenta el tamaño del pliego de material sobre el que se trabaja, e incluso éste se puede aumentar o reducir a posteriori. En el telar no es así. Y eso nos lleva muchas veces al “momentum interruptus” que por muy frustrante que resulta a veces, tiene cierto encanto para el alma de tejedor/a, enamorado de la lentitud.

Para explicar lo que quiero contaros: Llevo tres días centrada en el pie y la pierna del cuerpo humano del tapiz, y justo cuando me siento totalmente inmersa en su construcción, cuando los ritmos de cambio de tonalidades se hacen casi sin pensar, cuando todo fluye y te embarga esta sensación de poder dejarte llevar, justo en este momento llego a un punto en el que, para poder seguir con la pierna de la mujer, debería antes terminar la zarpa de la bestia, y para poder hacer la zarpa de la bestia debería tejer antes la rodilla de la mujer, pero para poder tejer la rodilla necesito que esté hecho el fondo, que solo se puede tejer si antes está el colmillo, que no se puede tejer hasta que no esté el borde del hocico, que precisa…… Y con esto me he ido de la parte derecha del tapiz casi al extremo de la izquierda, y eso que el tapiz solo mide 1,50 m. Ni imaginarme quiero todo lo que puede haber “por medio” en un tapiz de 3 metros de ancho/alto. ¿A que tiene su ‘encanto’?

Total, hay una posibilidad, y en los tapices lo podemos contemplar si nos fijamos: es la de crear lineas imaginarias que dividen en diagonal una determinada forma, para no tejerla de una tanda sino entenderla parcialmente como fondo o fundamento para otra, a cuya construcción ininterrumpida en este momento otorgamos mayor prioridad. Eso depende de cada tejedor/a. En la foto de arriba he marcado esta linea mágica en negro. Me podría servir para llevar el trabajo en la pantorrilla de la mujer hasta la corva.

Debo tener una venita “masoquista”. Aceptaré el “momentum interruptus” para pasarme al hombro y la pata delantera de la bestia, que además me está pareciendo cada vez más humanamente corporal.

 _____________

.

corporalidades/körperlichkeiten

10 abril

Llega un momento en el que, si quiero seguir con este tapiz, tengo que entrar en la corporalidad humana. Me cuesta siempre un poco superar este pequeño y en el presente contexto ciertamente extraño sentimiento de pudor. Lo que tengo por delante me parece tan vulnerable y tan expuesto a mi capacidad de plasmarlo con acierto que esta sensación de dependencia me agobia casi tanto como las presencias físicas a veces lo hacen.

Creo que cuando se rompe la barrera de la intimidad del mundo imaginario y se deja dicho y/o hecho algo ante los oídos y/o ojos públicos no está demás esta sensación de pudor. Para mi es una ultima invitación a revisar si lo que aporto realmente puede despertar el interés en alguna persona en el futuro. Incluso cuando es, como en el caso de los tapices, la segunda invitación, ya que ha habido una primera a la hora de dar el ‘visto bueno’ al boceto con el que se trabaja en el telar.

002

En esta ocasión, entrar en la corporalidad humana para mí conlleva además otro compromiso, no solo el de hacerlo con tacto, en toda la amplitud de sus significados, sino el de intentar llevar lo empezado a buen término.

002

Decidir en un momento dado, por las circunstancias que sean, proceder a un “aborto artístico”, es decir a no dar continuidad a una obra hasta su finalización, es siempre difícil, por muy convencido que se haga una vez tomada la decisión. Pero hacerlo con la corporalidad humana por medio, me parece a mí más complejo aún (siempre y cuando no corresponda a un concepto artístico que lo contemple de antemano).

002

Espero que las circunstancias me sigan siendo lo suficientemente favorables como para poder acariciar los dedos de la mano izquierda de la mujer con el mismo cariño, con el que he tejido los dedos de su pie.

____________________

continuum

5 de abril

Bien, lo he mirado en el diccionario, y lo que parece aproximarse más a mi relación actual con este tapiz “en proceso de..” es lo que se quiere evocar cuando se dice “parir algo con los dientes”. Después de la última interrupción de dos semanas, el tiempo que he estado en Berlín explorando nuevos horizontes, me ha costado retomar el hilo.

Noto que este ejercicio, por el otro lado tan propio de una persona tejedora, me cuesta cada vez más en la medida en la que me alejo del momento en el que la idea para esta pieza nació. Me irrita, a ratos me asusta, y a ratos me duele, como duele cuando se llega a cualquier umbral personal de dolor, físico o psíquico. Pero no deja de ser un ejercicio propio de una persona tejedora, un ejercicio habitual y un dolor familiar, como lo es el dolor de pies a los bailarines. Y un dolor “voluntariamente asumido”, digamos. Bien, pero sigue siendo dolor. Lo que más cuesta es superarlo, romper esta barrera del umbral de dolor la primera vez. Pero una vez superada, si consigues mantenerte en el otro lado, el dolor empieza a relativizarse. Es buscar de forma intencionada lo que les ocurre de forma involuntaria a los enfermos crónicos: aprender a vivir con él, el dolor, y con el esfuerzo de superarlo en el día a día.

En mi y en este caso en concreto, la resistencia a movilizar la fuerza necesaria para superar el umbral puede tener su explicación no solo en un distanciamiento interior, un riesgo que corremos cuando afrontamos proyectos artísticos con un proceso productivo tan largo en el tiempo en tiempos revueltos que provocan tantos cambios en nosotros, lo que comúnmente llamamos una baja motivación.

001

003

Éste tapiz nació en un contexto biográfico y geográfico muy concreto y con una misión muy concreta, más allá de la materialización de una idea abstracta: por un lado quería hacer constatar el vínculo geográfico, en este caso con una región rica en testimonios del arte románico, que a su vez es ingrediente importante de su identidad. Tal como disfruto incluyendo citas medievales en mis obras, por sentirme especialmente cercana a esta época, a su iconografía y producción, también la textil, me apetecía colocar un hito en mi obra, que dejara claro mi vinculación con este territorio, con su pasado y con mi paso por él.

Por el otro lado, cuando empecé esta pieza, había otra inquietud muy presente en el trabajo: ¡¿ Se puede decir que era una actitud con un fondo didáctico!? Lo cierto es que sentía la necesidad de acercar el proceso de creación textil al gran publico; la de provocar al menos la oportunidad de poder ser testigo de como, poco a poco, se va construyendo un tapiz. En el KUKU, como espacio público con taller abierto incorporado, esta idea encontró cabida, y sentido.

Ahora siento que el tapiz ha quedado desnudo tanto de una motivación como de la otra. Antes había una especie de anclaje, unas coordenadas de espacio/tiempo, que componían junto con otras intenciones su razón de ser y mi razón de resistir y de continuar.

Cortadas las cuerdas, esta pieza y yo flotamos en una nube de gran incertidumbre, …. y no resulta fácil volver a dibujar los contornos concretos sobre los que construir una nueva motivación y una nueva justificación, ante mi conciencia, ante los demás, ante lo que sea capaz de definir el tiempo, y medir su paso, para que la meta siga siendo la misma.

“Parir con los dientes”, “sich durchbeissen” se dice en alemán, atravesar la montaña que nos separa del país de jauja, apretar los dientes y seguir adelante……

Hmmm, no sé. Máxime teniendo en cuenta la situación actual…. la que vivo y la que viene marcada en el boceto del tapiz, que viene como testigo de otros tiempos, otros lugares, otras emociones…… Y tan, tan propio del ser, artista, tejedora….

006

Cuerpos, bestias, fuerzas….. ¿o todo lo contrario?

Un reto, sin duda….

002

_______________

interludium berlinés

23 de febrero

Hasta aquí, de momento. No puedo ni quiero llevarme el telar. Descanso para los ojos. Agitación para el alma.
Dos semanas Berlín dan para muchas……fotos, igual hasta que dan para abrir, desde la distancia, el bául del KUKU, revisar y ordenar las fotos y las emociones y cerrar después suave y cariñosamente la tapa.
Seguro de dan para avanzar con alguna que otra traducción, para leer y para escribir. Sobre la Renta Básica incondicional, por ejemplo. Avisados estáis.

.

Nos vemos por las calles de Berlín, o aquí en la salita virtual, o a la vuelta.

 _________________

rumpelstilzchen

001ach, wie gut, dass niemand weiss…….

_____________

2º de 4

31 enero

003

Final del mes, dos semanas de trabajo en el telar a “medio gas” o media jornada. Como siempre en mis procesos creativos me surgen dudas acerca de mi  propia exigencia  de fidelidad al boceto y la materialización de la idea, y la valoración de las coordenadas de tiempo y esfuerzo que me tienen que servir para mantener fresco y cercano en el tiempo emocional el momento de su gestación que forzosamente, en el tiempo real, se aleja cada vez más.

001

________________

28 de enero

Todavía noto las secuelas de las semanas de mudanza en “los huesos” y no puedo estar tanto tiempo seguido delante del telar como me gustaría. Aún así se aprecia la regularidad. Y eso que seguimos sumando, en canillas y en complejidad.

Una gozada esta sensación de volver a encontrarme poco a poco.

.

003.JPG

001

004

____________

.

ejercicios focales

24 de enero

Dicen los que saben algo de esto que hay que hacer ejercicios para relajar y para cuidar la vista, sobre todo gente como yo, que ejercemos una profesión que la fuerza y castiga.

Dicen, entre muchas otras cosas, que es bueno alternar entre mirar objetos cercanos y mirar objetos lejanos, para que los músculos de los ojos no pierdan o recuperen su flexibilidad.

En fin, no suelo ser muy “obediente” a la hora de aplicar en la vida cotidiana recomendaciones médicas, incluso cuando estoy convencida que son sensatas. Es una especie de descuido, un “autoabuso” de recursos corporales; una autosugestión de que lo que siempre ha funcionado no fallará, hasta que deja de funcionar y la autonomía visual se ve cada vez más mermada. Incluso entonces asumo con más facilidad el uso de las gafas que el cambio de hábitos.

001

002

Pero hoy, después de tres intensos días con punto focal de máxima proximidad he hecho caso a las recomendaciones y he mirado lejos….

009

014

Había echado mucho de menos estas excursiones; creo que el año pasado, la vida no nos brindo ninguna oportunidad y tampoco contemplamos la posibilidad de robársela; la vida nos había colocado a cada una de nosotras en un contexto determinado que no lo permitió.

Hasta hoy. Hoy nos hemos vuelto a juntar y como tantas veces nos hemos dedicado a crear esta mezcolanza desenfadada de objetos que tanto me gusta:

003

Y ha sido como si no hubiera pasado el tiempo: calma, confianza, complicidad.

Un hermoso día. GRACIAS, chicas. Mi alma lo ha disfrutado enormemente, y mis ojos se habrán beneficiado también.

Mañana, mañana volveré a cambiar el foco de mi mirada.

Hoy solo hay amplitud…..

016

.

_______________

deshechos penelopianos

19 de enero

001

002.JPG

A veces no es que busquemos la manera de perpetuar algo en el tiempo, de desviar la atención o  disuadir al destino a seguir su camino, sino que simplemente queremos apartarnos, parar, revisar lo andado y recuperar el compás adecuado. Por ello, a veces toca dar un paso atrás, aunque sea sólo para tomar nuevo impulso.

007

atracción fatal

18 de enero

Parte será genética, parte etológica, parte atracción fatal……

003004005006.

Lucas explorando la linea roja.

.

punto y partida

11 de enero, 2016

(es) Anoche he conseguido recuperar el “status quo” en el telar, el punto en el que lo dejé cuando había que poner toda la energía en el cierre del KUKU y preparar el traslado.

(de) Gestern, eigentlich heute kurz nach Mitternacht war es soweit: da hab ich den “status quo” wieder hergestellt, also den Ausgangspunkt dieses neuen Kapitels erreicht, an dem der Webstuhl wieder so da steht, wie ich ihn “verlassen” habe, als alle Energie von der KUKUAbschiedsFeier in Anspruch genommen wurde.

001

(es) Emoción, y una sensación rara al verme iniciar este nuevo capítulo que me permitirá centrarme en el trabajo en el telar todo lo que mi capacidad de concentración, mi vista y mis brazos y hombros aguanten. Es la primera vez que la vida me brinda una situación así. Espero saber tomar rápido el pulso a esta nueva rutina, aprovecharla bien y no dejarme distraer más allá de lo absolutamente necesario. 🙂

(de) Spannung, in der Kette und in mir selbst; und ein seltsames Gefühl zu Beginn dieses neuen Kapitels, das mir wie _glaube ich_ nie zuvor erlaubt, so vollkommen ausschliesslich an einem Teppich zu weben, wie es meine Konzentrationsfähigkeit, meine Sehkraft, meine Arme und Schultern zulassen. Ich werde mich bemühen schnell den Puls dieser neuen Routine zu erfühlen und meine Erwartungen in meine Fähigkeit mich nicht allzusehr ablenken zu lassen, zu erfüllen.

002

comenzar un nuevo año _ part I

7 de enero 2016

En realidad llevo tiempo suficiente en España como para saber que el año nuevo no comienza hasta que no hayan pasado todas las fiestas, incluidos fines de semana si es que caen cerca, como es el caso este año. No hay prisa ni motivo que valga para cambiar esta circunstancia o acelerar los acontecimientos.

Pero tengo que reconocer que mientras me doy cuenta como todo el mundo se lo toma con filosofía, o con resignación, no soy capaz de sintonizar y se me hace eterna la espera de la vuelta a la rutina.

Con todo, este año ayudan las circunstancias y la concordancia de comienzos _del nuevo capítulo en el diario de una tejedora y del nevo año en el calendario_ hace que me centre más en “lo mio” y disfrute de estos días en los que la aproximación al “estado normal” en su lentitud me proporciona un disfrute muy especial que no me importa extender en el tiempo.

Anoche “abrí” el envoltorio de viaje del tapiz empezado. Está en perfecto estado, lo que no solo me da un empujón anímico para sentarme cuanto antes a tejer, sino que también, y más allá de las circunstancias actuales, me demuestra que el traslado del telar, incluso con un tapiz empezado, es pesado pero no imposible, lo que significa que la producción artística ya no tiene por qué estar supeditada a una estabilidad en la ubicación del lugar de trabajo. Podemos pensar incluso en un taller nómada…….

001

asentando_me

5 de enero 2016

Diez intensos días en Lisboa, días de inmersión en nuevas realidades que alberga esta gran ciudad del sur de Europa, con su encanto, con sus propuestas, con sus dificultades; días de reposo en un ambiente bello, ejerciendo la despreocupación en buena compañía, curando cansancio físico y la pequeña tristeza que se ha alojado en mi corazón. Ha sido un hermoso regalo de amistad, GRACIAS.

1917558_10208369903585868_7804551293364461330_n

La vuelta a la nueva cotidianidad con sentimientos encontrados. Incertidumbre,ganas, impaciencia, pereza, nostalgia, vacío, desorientación……. y agradecimiento.

Porque lo que me esperaba a la vuelta es un refugio, un lugar en el que todo está dispuesto para que pueda centrarme totalmente en el trabajo en el telar, y un anfitrión preocupado por que no me falte nada para sentirme a gusto.

GRACIAS a todas y todos que me habéis cuidado tanto en estas ultimas semanas y gracias a Bernardo, por dejarse convertir en mecenas de arte y abrirme su casa de par en par para que pueda “invadirla” y trabajar en ella.

Prometo ponerme las pilas. 🙂

Esta mañana:

Esta tarde:

Con un poco de suerte y esfuerzo, y si los brazos me aguantan, mañana termino de colocar todo…….

_________________

propositando_me

2016. Nuevo año, nueva ubicación anímica y geográfica. La segunda promete sosiego y la primera anhela concentración. Aún queda trecho, de lo uno y de lo otro, para poder avanzar en sintonía. Desde Lisboa el año amaneció airoso. El respiro que me han brindado estos días atrás, lejos de lo que en los últimos tres años tenía mi mente, mi cuerpo y mi alma conquistado casi al 100%, me ha dado fuerza para volver a tomar tierra tras este vuelo revoloteador por aires sureños. Crecen las ganas de dar asiento a cada objeto, sentimiento y pensamiento. Y sobre todo: GANAS de rebobinar la urdimbre, liberar el trabajo en el telar y retomar los hilos que tanto significan en mi vida de tejedora. Todo llegará y todo saldrá bien.

Os emplazo a echar de vez en cuando un vistazo a este nuevo capítulo del “diario de una tejedora_ part II”.

Como siempre: procuraré haceros partícipes del avance en el telar y de las ideas y reflexiones que nazcan durante el solitario trabajo en el telar.

_________

El vuelo de Telémaco

Telemaco-página001.jpg

Eso de tener amigas diseñadoras “giferas” es una auténtica maravilla. En un plis plas te documentan lo ocurrido fotográficamente, se van al pueblo, arrancan el Mac, te componen el gif, se pelean con la conexión tortuga de banda hilo de coser, típica de “lo rural” y……….

…… y luego te manda el enlace, y con la ilusión que te hace ver este gif de un momento tan lleno de significado como el desmontaje de Telémaco, EL TELAR, con el tapiz empezado enrollado en el cilindro, requeteguardado y protegido con lonas y cartón, y las ganas de compartirlo con vosotros, arrancas tu ordenata, abres el blog y………

….. y lo que quiero decir con todo eso es que Patri ha hecho un gif GENIAL que por la razón que sea no puedo subir directamente al blog. Así que tendréis que pinchar en ESTE ENLACE para verlo:

//giphy.com/embed/xTk9ZxlkJRsz4T12X6?html5=true

GRACIAS Patri, GRACIAS Esther, Lourdes, Marta, Loyola, María José, Catarina, Alberto, Jean Marie y Arturo. El telar voló y con él el tapiz. Tomó asiento en el nuevo hogar, con contundencia.