metáforas

Recuerdo que una de las primeras series de fotos que hice al poco de llegar a este territorio de la Montaña Palentina fue de un vallado de alambre de espina en el que se habían quedado pelos de crin o de cola de algún caballo.

Me parecía sugerente la imagen de la fibra natural capaz de envolver las espinas que el hombre coloca en medio del paisaje, siempre dividiendo, siempre limitando, siempre acotando. Nunca me ha dejado de acompañar esta imagen de las espinas convertidas en inofensivas bolitas blandas.

004.JPG

Hoy, a la vuelta del montaje del tapiz en Carrión de los Condes, en vez de ir por la autopista he ido por carretera y he parado para volver a hacer fotos…..

002

Sé que sigue habiendo muchas más espinas sin pelo, espinas peligrosas y dañinas. Pero ahí donde las hay convertidas en bolitas, las púas quedan anuladas …

003

… y a veces no queda otra que estar dispuesto a dejar algo de pelo y abrir camino para los que vienen después.

 

Dieser Beitrag wurde unter arte veröffentlicht. Setze ein Lesezeichen auf den Permalink.

Kommentar verfassen

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden / Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden / Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden / Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden / Ändern )

Verbinde mit %s