cada vez un poco más cerca

Casi asoma el horizonte final, poco le falta, ¿quizá tres intensos meses de trabajo? Mientras me divido entre los tres „puntos clientes“ que requieren toda la atención, intento volver a profundizar este diálogo íntimo que me llevó a decidirme por esta composición, antes de afrontar el último reto: la cara de la mujer. Entiendo que de su expresión dependerá gran parte de la impresión que pueda causar este tapiz en el futuro entre quienes se tomen el tiempo para contemplarlo con calma.

006

Y como siempre, será el momento el que lo decida, a pesar del trabajo previo, a pesar del boceto. A lo largo de estos meses de intenso trabajo he intentado en cada área de trabajo depositar una porción de lo que me conmueve en esta obra.

Como siempre, algunas cosas pasarán desapercibidas para la mayoría de la gente, otras necesitarán conocimiento de contexto, y las habrá que queden tan evidentes que hasta las vean aquellos que no están dispuestos a prestar mucha atención a los tapices.

Como siempre, habrá „me gustas“ y „no me gustas“ y mucho margen para la interpretación.

Como siempre.

Dieser Beitrag wurde unter arte, bildwirkereien, tapices, tapiz, tapiz narrativo veröffentlicht. Setze ein Lesezeichen auf den Permalink.

Kommentar verfassen

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden / Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden / Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden / Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden / Ändern )

Verbinde mit %s