el cuarto elemento

Después de definir color y material, técnica y textura para el fondo, para las bestias y para la figura humana solo falta el cuarto elemento: la semiesfera sobre la que yace ésta última.

En el boceto se aprecia el dibujo, pero no qué fondo y teniendo claro que el centro llevará hilo de oro, la duda residía en si comenzar con una gama de amarillos o de marrones y verdes musgo.

Hoy se ha despejado la duda. Amarillo no puede ser. Decididamente no es un color con el que me siento cómoda y aún menos en esta composición. Así que serán el terracota y el verde en combinación con un morado oscuro los colores para iniciar el trabajo en esta parte del tapiz.

008

Y me hace ilusión la coincidencia en el tiempo. No podía haber mejor semana que ésta, enmarcada por el Día de la Madre en España, el primer domingo de mayo, y en Alemania, que se celebra el segundo domingo de mayo, para meterme en esta faena…..

El dibujo que intentaré plasmar está inspirado en una prenda que me acompaña desde el día que nací: el albornoz que mi madre llevó al hospital cuando empezaron las primeras contracciones del parto.

013a

Ahora es cuestión de días y el tapiz tendrá una altura homogénea por todo su ancho, una altura que me obligará a enrollarlo parcialmente y soltar urdimbre libre para poder seguir trabajando en una postura más cómoda.

Este momento para mí siempre es muy especial, y muy particular del oficio, en comparación con otros procesos de creación. Porque a partir de este momento, y hasta que termine el tapiz (lo que aún puede tardar unos cuantos meses), nadie verá la totalidad de lo ya tejido. Lo demás desaparecerá de la vista ya que será guardado en el plegador, el gran cilindro horizontal inferior, cada vez que alcance una altura de unos 30 cm.

Por ello, también es el momento en el que me permito hacer los últimos ajustes, retoques y modificaciones, con un ojo en el boceto y otro en el tapiz. En este caso, he tejido las primeras patas más delgadas de lo previsto en el boceto, por lo que conviene hacer la misma corrección en el boceto para acordarme de ello dentro de tres meses cuando me tocará tejer las otras.

IMG_3412

Suelo tomarme esta última revisión muy en serio, máxime cuando se trata de una composición tan simétrica como esta.

003

Dentro de nada, solo quedará la confianza en el trabajo hecho, la humildad para asumir los errores que una puede cometer, la generosidad para no enfadarse con una misma, la concentración para  mantener en la mente la imagen y no perder la conexión. Dentro de nada, cualquier interrupción larga será más difícil de encajar. Dentro de nada comenzará a crecer  la expectación en el resultado final en la misma medida en la que lo hará el trabajo en el telar. Dentro de nada dará comienzo un nuevo capítulo del arte de tejer tapices, uno que a mí me resulta especialmente mágico.

Dieser Beitrag wurde unter arte veröffentlicht. Setze ein Lesezeichen auf den Permalink.

Kommentar verfassen

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden /  Ändern )

Google Foto

Du kommentierst mit Deinem Google-Konto. Abmelden /  Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden /  Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden /  Ändern )

Verbinde mit %s