Zu Gast im eigenen Land _ Gehorsam (part IX)

517094994_640Casi se me quedó en el tintero este ultimo post del viaje a Berlín. Esperando un momento de calma en el ajetreo cotidiano del KUKU se había acomodado en la bandeja de „borrador“. Desde luego, no es ese el momento que estaba esperando. No hay calma, hay alteración. No hay sosiego, hay desolación. Pero es un momento en el que de un forma súbita y sumamente entristecedora me parece que esta entrada puede tener sentido.

004 videovideo: aquí

Mañana,…….. mañana es el ultimo día de la instalación en 15 habitaciones, que Saskia Boddeke y Peter Greenaway concibieron para el Museo Judío de Berlín, que la acogió desde mayo y que _afortunadamente para mí_ en septiembre decidió prolongar, por lo que me dio tiempo a visitarla. Juanjo me había hablado mucho de ella, claro, como no.

001 video

Y yo tenía muchas ganas de verla, entre otras cosas porque en su momento era muy, pero que muy fan de las películas de Peter Greenaway, ví „El contrato del dibujante“, „El vientre del arquitecto“, „Conspiración de mujeres“ y „El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante“ no una sino varias veces, empapándome de su lenguaje visual, su narración enrevesada, sus extravagantes puestas en escena.

size=708x398

Saskia Boddeke & Peter Greenaway

Quería ver esta instalación, quería dejarme llevar por las 15 salas, quería que me contase su historia sobre la obediencia, la obediencia sin límite ni condición, la obediencia ciega para la que recurre a la historia del Antiguo Testamente, (Génesis 22) en la que Abraham se dispone a sacrificar a su hijo Isaak.

1. Obedience 

143

Yo no soy practicante de ninguna religión. Tampoco puedo afirmar que sea atea. Creo que simplemente intento ser humana, y humanista, entender y procurar querer a los seres, especialmente a los individuos que pertenecen a la misma especie que yo, desde la convicción de que la naturaleza humana, a pesar de los muchos ejemplos que todos podemos enumerar, es buena.

Y desde el máximo respecto, entiendo que cada ser humano nos construimos nuestra cosmovisión particular, intentando respondernos a aquellas inquietudes, dudas, miedos y desafíos que sentimos y vivimos en la más absoluta intimidad, en la profunda soledad que se produce cuando nos miramos al espejo, cuando nos permitimos reconocernos a nosotros mismos tal como somos, y que nacen de nuestra capacidad, como seres humanos, de comprender que la vida, nuestra vida, no es infinita, y permitirnos preguntar qué puede haber antes y qué puede haber después. No es un „sálvese como pueda“, pero entiendo que cada uno de nosotros sentimos estos miedos, estas incertidumbres de una forma diferente y cada uno de nosotros tenemos una urgencia distinta a la hora de encontrar algo, quizá un sentir religioso, que nos llene este vacío, que nos ayude a vivir con esta conciencia de la temporalidad y que además nos haga sentir parte de un colectivo de seres con inquietudes parecidas. Todo eso, en la más absoluta intimidad.

002 videoSin embargo, soy madre, madre de dos hijos. Desde esta condición me planteo  esta escenificación de la sumisión  de un Abraham a la voluntad de Dios, cuestión que por cierto es central tanto para el judaísmo como para el Islam (con una diferencia importante: la escena se presenta protagonizada por Ismael y no por Isaac); mientras que desde el punto de vista del cristianismo, a ese aspecto se añade la prefiguración del sacrificio de Cristo.

2. The beginnig

084Y desde esta condición me parece un auténtico esperpento, pensar que „alguien“ me mande a sacrificar a mi hija o mi hijo como muestra de obediencia. No me entra en la cabeza que se pueda construir una relación de confianza sobre los cimientos de la sumisión absoluta, la violación de una capacidad que nosotros, teóricamente, debemos al mismo ser creador que nos exige su anulación: la del sentimiento de amor incondicional y el impulso de protección que sentimos hacia cualquier ser más débil, más vulnerable que nosotros. No me entra en la cabeza que en una relación de amor verdadero se exija una demostración de obediencia, de sumisión. Sin embargo quedó escrito en los libros sagrados de las tres religiones; sabemos que la obediencia es un requisito no solo para formar parte de las tres comunidades religiosas, la obediencia está tan profundamente arraigada en el entramado cultural en el que vivimos, impregnado por las creencias religiosas, que nos la encontramos en cualquier ámbito de nuestra vida.

Obedecer ¿a quién? ¿por qué? ¿hasta dónde? ¿cuándo? Me parece una propuesta desafiante cuestionar la obediencia ciega.

3. I am Isaak/Ismael

En la exposición el desafío se plantea indistintamente a las tres religiones, Ismael o Isaak, Isaak o Ismael, lo mismo da. Cristiano, judío musulmán: ¿Debe haber una obediencia incondicional?

085

4. The golden room

Aprendemos. Nuestra mano obedece a nuestra mente. Terminan unos redactando leyes, que otros cumplen. Obedecemos. ¿Obedecemos?

5. God and the Angel

091

6. Satan

7. Islam

¿Obedientes hasta la muerte? ¿Obedientes hasta dar muerte?
¿Obedientes a quién? ¿Obedientes a qué? ¿Obedientes, por qué?

108

101

8. Christianity

¿Obedientes hasta la muerte? ¿Obedientes hasta dar muerte?
¿Obedientes a quién? ¿Obedientes a qué? ¿Obedientes, por qué?

116

9. Judaism

¿Obedientes hasta la muerte? ¿Obedientes hasta dar muerte?
¿Obedientes a quién? ¿Obedientes a qué? ¿Obedientes, por qué?

120

117 118

10. Sarah and Hagar

123

Agar fue una esclava egipcia, concubina de Abraham, madre de Ismael. El Génesis narra la expulsión de Agar y su hijo provocada por Sara, esposa de Abraham.

Debido a la esterilidad de Sara, la historia bíblica nos dice que ésta consideró conveniente que Abraham obtuviera descendencia a través de Agar. De la unión nació Ismael (Gn 16), del cual descienden los ismaelitas. Cuando Agar fue expulsada, vagó por el desierto (Gn 21) debido a los maltratos de Sara, un ángel le comunicó en nombre de Dios que su descendencia sería incontable.

Los árabes (agarenos) consideran a Agar la verdadera mujer de Abraham y se consideran descendientes de éste a través de Ismael.

11. The Ram

128

127
12. Agnus dei

131
13. The binding

En hebreo se conoce con la expresión עֲקֵידַת יִצְחַק, Akedát Yitzḥák, o simplemente Akedah, Aqéda, Aquedah o Akedá („atadura“). En árabe con la palabra ذبيح, Dhabih („matanza“ o „sacrificio“). Se conmemora en el calendario hebreo el 1 de Tishrei (festividad de Rosh Hashaná, el „año nuevo judío“) y en el calendario musulmán el 10 de Du l-hiyya (festividad de Eid al-Adha, „celebración del sacrificio“ o „fiesta del cordero“).

Lo esencial del sacrificio es la atadura de los cuatro miembros en ‚uno‘. Significa no querer ver la lógica, las circunstancias, las apariencias que el mundo genera, y significa estar enfocado en querer hacer lo que Dios exige y luego escuchar y aprender en el monte Moría su verdadero sentido. Por ello existe en el monte Moría, en el lugar del ‚uno‘, donde apariencia y esencia coinciden, el hecho en la apariencia en esta atadura de ‚cuatro‘ en ‚uno‘.“ (Friedrich Weinreb)

14. The sacrifice

132 141

136Ayer 13 de noviembre, lloramos las víctimas de París. Creo que es parte de la naturaleza humana, de su condición de „ser gregario“ que nuestro grado de consternación, de dolor, de tristeza es mayor cuanto más estrecho es el lazo social, cuanta más afinidad cultural sentimos. Los miembros de una manada de antopoides puede que lloren la muerte de uno de sus integrantes. Dudo que lloren la muerte de un miembro de otra manada aunque sea de su misma especie. También es cierto que pocos seres vivos de una especia matan a otros seres de la misma especie.

Lo hermoso de la condición humana es sentir duelo, preocupación, empatía, solidaridad con individuos de su especie, aunque no les conozca personalmente. Con la gente de París, las víctimas y sus familiares, con la gente de Beirut, de Siria, de ……… Lo terrible de la condición humana es que es capaz de mandar a matar y matar a otros individuos de su misma especie por un fanatismo irracional, por una obediencia ciega, con desprecio, a sangre fría….


15. Or are you an Abrahan?

¿Y tu? ¿Eres un Abraham?

142

Desde la profunda tristeza y desolación, desde la reflexión y la esperanza, quiero terminar con esta cita que ayer compartió  Arantxa Aguirre en las redes sociales:

„Nous luttons pour cette nuance qui sépare le sacrifice de la mystique, l’énergie de la violence, la force de la cruauté, pour cette plus faible nuance encore qui sépare le faux du vrai et l’homme que nous espérons des dieux lâchés que vous révérez.“
Albert Camus. Lettres à un ami allemand. 1943

„Luchamos precisamente por matices, pero por unos matices que tienen la importancia del propio hombre. Luchamos por ese matiz que separa el sacrificio de la mística; la energía, de la violencia; la fuerza, de la crueldad; por ese matiz aún más sútil que separa lo falso de lo verdadero y al hombre que esperamos, de los cobardes dioses que ustedes soñarán.“
Albert Camus. Cartas a un amigo alemán. 1943

„Wir kämpfen für die Nuance, die das Opfer von der Mystik, die Energie von der Gewalt, die Kraft von der Grausamkeit unterscheidet; für jene noch feinere Nuance, die das Falsche vom Wahren und den von uns erhofften Menschen von den von euch verehrten feigen Göttern unterscheidet.“
Albert Camus. Briefe an einen deutschen Freund. 1943

Dieser Beitrag wurde unter andere autoren, arte, ausstellungen, besondere Tage, días especiales, enlace, exposición, exposiciones, film, internacional, international, kino, link, otros autores, política, politik abgelegt und mit , , , , , , , , verschlagwortet. Setze ein Lesezeichen auf den Permalink.

Kommentar verfassen

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden / Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden / Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden / Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden / Ändern )

Verbinde mit %s