Zu Gast im eigenen Land _ diversión en el museo (part VII)

No, EL MUSEO me lo guardo para la ultima de esta serie de entradas con la que intento compartir con vosotros las impresiones que me ha provocado este ALGO que es Berlin, tan difícil de resumir  en pocas palabras.

301El otro día pisé la Museumsinsel por primera vez. Algún día tenía que ser. Queríamos ver la exposición en el Altes Museum dedicada a la Guerra de Troja, y Juanjo quería enseñarme el Bode-Museum, que le había gustado mucho.

ArginetenCon el otoño avanzado y la atracción principal cerrada por reforma, la isla de los museo nos recibió con agradable calma, poca gente, nada de espera…..

Así que, con el ojo díscolo, con el que solemos mirar estos almacenes de objetos de arte, bien abierto, disfrutamos de ambos museos.

Altes Museum, Berlin:

Os dejo una pequeña selección que ha sobrevivido a la criba. Sí, sí permiten fotografiar en todos los museos, sin problema alguno y sin flash, pero entre los reflejos de las luces de la iluminación de sala en los cristales de las vitrinas, entre los fondos poco propicios para que resalten las piezas, …….si es para ver bien la obra, mejor comprar una postal. Pero como mi intención es la de transmitiros con qué ánimo visitamos el museo, creo que pueden valer……

303

Y el colmo de los colmos de la visita díscola llegó cuando Uli descubrió a GOLLUM, en el Altes Museum Berlin. Lo dicho: no hay nada nuevo bajo el sol. 🙂

309

Hay museos que no precisan de ninguna publicidad. Está Internet lleno de fotos de ellos, desde fuera y desde dentro, incluso desde arriba. Otros, por la razón que sea, son como museos cenicientos. Bien, porque se encuentran en la sombra de otro más brillante, bien porque lo que albergan es una colección de piezas interesantes, pero que no forman parte del „mainstream“ de nombres y fechas memorables e imprescindibles, de los que se componen las guías turísticas y las recomendaciones de „Berlin en 3 días“. El Bode-Museum es uno de ellos, quizá también porque aún estando en la Museumsinsel, tiene su entrada separada, lo cual añade una barrera más a la de por sí existente en todos los museos del mundo. ¿Y quien perdería uno o medio día de su visita berlinesa en el Bode-Museum sin tener la garantía que el tiempo dedicado a ello realmente „merece la pena“?

En parte, porque „por defecto“ mi corazón se entrega fácilmente a estos eternos segundos, los que se pierden en la sombra, los que no saltan a la vista, los que no son ruidosos….. y en parte porque Juanjo me habló tan bien de él, fuimos a verlo después de nuestro recorrido por el Altes Museum.

Bernd_WeingartKopieD_01Foto de Bernd Weingart, de la página oficial del museo.

Si alguna vez visitáis Berlin y tenéis algo más de 3 días, no dejéis de verlo. Es simplemente GENIAL. Es de estos museos en los que descubres una cantidad de obras interesantísimas, pero desde el desenfado más absoluto, lo cual siempre me ha parecido una forma muy buena de acercamiento al arte.

Os dejo algunas vistas, el edificio es curioso, la cafetería preciosa, la librería bastante extensa, y suele haber muy poca gente…….. todos los ingredientes necesarios para pasar un día divertido en un museo:

317salaY aquí algún snapshot para abrir apetito:

327

344

347

339

320Recomendación: „Berlín en 4 días“. De verdad, no os lo perdáis.

Dieser Beitrag wurde unter alltag abgelegt und mit , , , verschlagwortet. Setze ein Lesezeichen auf den Permalink.

Kommentar verfassen

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden / Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden / Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden / Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden / Ändern )

Verbinde mit %s