20 años de……..

Ayer, 9 de julio de 2015, leí el artículo de Isabel Cuesta (con fotografías de Santi Burgos. GRACIAS Santi, por darme permiso para reproducirlas aquí en el blog).

Provocó en mi un raro encuentro entre llamas y lágrimas; las primeras furiosas y devastadoras de rabia e indignación, las segundas  de tristeza y desolación.

RFTHuelga1996Desde hace más de 20 años asisto desde menor o mayor cercanía geográfica pero con la misma intensidad a una lenta agonía causada por el menosprecio, la dejación y el abandono.

En diciembre de 1996 se publicó en la revista TEXTILFORUM este artículo que redacté con la intención de llamar la atención de la comunidad internacional _ya que en España a nadie le preocupó especialmente_ sobre la lamentable situación de abandono que sufría la Real Fábrica de Tapices de Madrid como institución, pero, sobre todo, la intolerable situación  que atravesaron los tejedores, que finalmente los llevó hasta la huelga y el encierro.

Cuando llegué a España, en 1987, recién acabada mi beca en la Ecole d’Art Decoratif d’Aubusson (Francia), rebosante de ilusión y decidida de buscar el tiempo que hiciera falta hasta encontrar un nuevo marco donde seguir aprendiendo, evidentemente tenía la Real Fábrica en el primer puesto de la lista.

Tenía claro que el mundo del tapiz narrativo era el mundo en el que quería perderme „para siempre“, que el pausado proceso de creación era la que mejor sintonizaba con la lentitud y la calma que sentía en mi interior,  que el ritmo del peine golpeando lo tejido era lo que quería convertir en la banda sonora de mi cotidianidad,  que el sugerente juego con hilos y vacíos era alimento para mi imaginación y que mis brazos y manos querían entregarse a la coreografía del constante vaivén de la flûte (= son las canillas portadoras de lana, pero la palabra en francés me parece tan bella…).

Santi Burgos 1436429423_951036_1436431276_album_normalFoto:  Santi Burgos

Este marco, y muy a mi pesar, nunca fue la Real Fábrica. Nunca nadie se ha interesado por mi CV, nunca nadie me ha concedido una entrevista. (Que por un lado nadie estaba obligado de hacerlo, evidentemente, pero por el otro creo que hubiera sido lo normal, al menos en otros lugares). Lo que percibí, entonces, y en todas las visitas posteriores, hasta en la que realicé con mis alumnas del Taller de Empleo de Tejedora de Tapices, era hermetismo y estanqueidad absoluta,  y un cierto aire de suficiencia y prepotencia y endogamia enfermiza (que más adelante iban a mostrarse como las principales causas de esta larga agonía). Y una sensación como la que se tiene cuando entras en uno de estos establecimientos desangelados, y el dueño o la dueña, lejos de atenderte e interesarse por tí, te hace saber que en el fondo estás molestando (lo que no quita que luego se queja de lo mal que le va al negocio). Y ojo, he puesto dueño/dueña, porque en el caso de la Real Fábrica ha sido una filosofía de no_atención y descuido que partía de la dirección, nunca nació de los empleados.

Santi Burgos El Pais 1436429423_951036_1436431279_album_normalFoto: Santi Burgos

Cuando se creó el patronato, algunos, y aquí me incluyo, pensamos que podía ser la salvación de una institución centenaria que desde mi punto de vista tenía todo a su favor para ser un punto de atracción turístico, cultural, artístico, artesanal, un lugar de producción, difusión, exposición, formación, investigación e intercambio no solo nacional, sino internacional:

# un capital humano impresionante, por lo que a los tejedores se refería, que nunca ha recibido el debido reconocimiento, y aún menos retribución económica que se merecía;
# un fondo de tapices y cartones potente,
# un edificio hermoso, que servía para más que para un lugar que se puede alquilar para eventos sociales……
# una ubicación privilegiada, porque fácilmente podría haberse incorporado en el tan trillado „eje de los museos“ si los responsables realmente hubieran llegado a entender la importancia de este oficio como tal, y la potencial proyección artística que entraña esta disciplina – y creo y me temo que ahí hay uno de los motivos por los que nunca arrancó, a pesar del dinero que se ha metido ahí, porque nadie se lo creyó, nadie se ilusioné con ello, nadie asumió realmente el compromiso de lanzar la Real Fábrica como espacio dinámico de aprendizaje y de producción de arte textil;
# un reconocimiento quizá mucho mayor fuera que dentro del territorio español (como suele ocurrir a menudo) que no se supo aprovechar. Y cuantas veces he estado ahí con extranjeros que a la salida me pedían que les contara…… y claro que les conté y les emocioné con la historia del tapiz narrativo……

Santi Burgos 1436429423_951036_1436431280_album_normalFoto: Santi Burgos

No sé qué va a pasar ahora. No sé si desear que le den la estocada final. No sé cómo se puede cerrar la brecha generacional después de dos décadas en los que este tema se desatendió por completo. Porque sin gente con ganas, con conocimiento y con pasión y compromiso, eso se convierte en un espacio museístico muerto más de los muchos que pueblan este país.

Santi Burgos Huelga entre 19 de mayo y 23 de junio 1436429423_951036_1436431275_album_normalFoto: Santi Burgos

Aunque los problemas vienen de muy lejos, y hay muchas personas e instituciones de todos los colores políticos implicados, seguramente, y por lo que he podido averiguar y por lo que he experimentado la última vez que tuve contacto directo con la Real Fábrica, la gestión de la dirección que hubo durante estos últimos años no ha sido la mejor, más bien lo contrario.

No he visto cuentas, evidentemente, y mi visión es de alguien de fuera, de una tejedora de tapices independiente, que quizá se deja llevar por la pasión. Pero por el otro lado pienso y estoy convencida de que si en los últimos años, en la dirección de la Real Fábrica y en el patronato hubiera habido alguien con pasión y conocimiento, igual los trabajadores no se hubieran visto en la obligación de  hacer una huelga de más de un mes (19 de mayo a 23 de junio) para recibir lo que les pertenece; igual no tendrían que dudar si al final se va a cumplir la enésima promesa de pago; no hubiéramos leído este artículo sino uno anunciando una nueva exposición o workshop de artistas contemporáneos en la Real Fábrica……

Seguramente no es fácil sacar adelante una institución que alberga un oficio y arte a punto de desaparecer. Seguramente no es fácil proporcionar una mediana viabilidad económica. Seguramente no es fácil vivir sin dinero público. La vida no es fécil, está llena de retos que exigen compromiso, voluntad y dedicación.

Y, desde luego, creo que es POSIBLE, y con PASIÓN será más FACIL, con PASIÓN, con IMAGINACIÓN, con APERTURA y COLABORACIÓN.

Hay otros lugares en el mundo, en Australia, sin ir más lejos, 🙂 donde podemos encontrar esto:

AUSTRALIAN TAPESTY WORKSHOP

Deseo, para los trabajadores que están sacando adelante el trabajo, cumpliendo con su parte del contrato, que se encuentre una solución para ellos.

Me gustaría imaginarme incluso un futuro para la institución, pero tal como lo veo y si las cosas no cambian radicalmente y otra gente con nuevas ideas e impulso toma el relevo, me temo que eso es lo que muchos pensamos que es: la cónica de una muerte anunciada.

Contenido del artículo de Isabel Cuesta, publicado en EL País, el 9.7.2015

Dieser Beitrag wurde unter alltag veröffentlicht. Setze ein Lesezeichen auf den Permalink.

Kommentar verfassen

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden / Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden / Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden / Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden / Ändern )

Verbinde mit %s