conclusión del acto I

004

No sé si es la mejor urdimbre que he montado en mi vida. Lo he hecho sola, a dos manos. Cosa difícil, porque no puedes establecer la tensión permanente que ayuda a enderezar los hilos y el tiempo dirá si he conseguido mantener el delicado equilibrio entre la libertad de cada uno de los hilos sin renunciar a la uniformidad del conjunto, característica imprescindible de una buena urdimbre, una urdimbre que sirve de soporte para la futura narración, el nuevo imaginario multicolor que pretende construirse sobre ella……

Lo que sí sé es que la he hecho con mucha atención, mucho cariño y mucha conciencia porque el imaginario  que espero poder dibujar sobre ella, para mí tiene un significado muy especial.

Como la vida misma. 5 de marzo de 2015

Contundencia:

y contención:

Bueno, el primer acto ha llegado a su final. Ya nada puede escaparse. Los cabos sueltos se han convertido en nudos. A partir de ahora toca igualar la distancia de los hilos, comprobar que la tensión sea igual en todo el ancho, los 230 cm, compensar donde haga falta….

Después „solo“ queda anudar los lizos y separar los hilos en dos niveles para facilitar el trabajo posterior.

Intento mantener la emoción dentro de un margen razonable para no dejarme llevar, mientras la manos recuerdan sus que-haceres, mi cabeza está puesta en la siguiente fase: la elaboración del boceto.

009

 

Dieser Beitrag wurde unter alltag veröffentlicht. Setze ein Lesezeichen auf den Permalink.

Kommentar verfassen

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden / Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden / Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden / Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden / Ändern )

Verbinde mit %s