8 horas de reflexión

Nooooo, no me refiero a MAÑANA, de eso ya he hablado en otra entrada anterior. Me refiero a AYER. Ayer he ido a Madrid, un viaje relámpago y complicado desde un Aguilar de Campoo cuando se pretende hacerlo en transporte público y cuando hay que estar a una hora determinada que permite hacer lo que una viene a hacer en horas sensatas. Una hora en taxi hasta Burgos y luego en autobús hasta Madrid. 3 horas de tiempo para reflexionar sobre lo que me esperaba, la grabación de un programa de Millenium en la TVE2, que llevará el título Yo, mujer rural.

Quien me conoce puede imaginarse como mi mente y mi corazón flotaron en un mar de dudas, sacudidas por olas de espíritu reivindicativo, de escepticismo, de temor a estos cúmulos de tópicos que a veces se manejan, de ganas de aportar mi visión como una más al debate….. y nervios, nervios tremendos que he intentado dominar a lo largo de todo el viaje, de ida; solo de ida, porque la verdad es que el trato que he recibido por parte de la mucha gente que nos atendió muy cariñosamente y el ambiente relajado que creó Ramón Colom a lo largo de la entrevista me lo han hecho olvidar rápidamente.

Volvemos sobre las dudas. „Yo,…..“ vale;

„Yo, MUJER….“ evidentemente lo soy,  si bien toda mi energía y toda mi actividad, todas mis relaciones profesionales y privadas van dirigidas al intento de priorizar mi condición de „yo, persona“, o el „yo, individuo“….. y esfuerzo me cuesta, cada vez más, si me veo invitada a cambiar el orden de prioridades dentro de la multitud de facetas que me componen como individuo, como a cualquier otra persona. Nací mujer, porque por un casual biológico en una competición de natación ganó un determinado espermatozoide; soy alemana porque nací en Alemania, y nací en Alemania  porque por una circunstancia histórica mis padres se vieron obligados a dejar atrás sus respectivos hogares y se encontraron y conocieron ahí; hasta aquí nada depende de mi propia voluntad; soy artista, porque decidí explorar los límites de mi capacidad creadora; soy nómada, porque decidí vivir aquí y allá, buscando la simbiosis óptima entre lo que necesito tomar y lo que puedo dar; soy forastera, porque decidí conocer otros lugares, otras culturas, otras personas; soy tutora de una persona menor de edad que coincide que nació de mi vientre, porque quería aportar mi parte al continuum humanum, soy activista porque siento la necesidad de hacer …. mujer, alemana, artista, forastera, nómada, tutora, activista…… Muchas facetas y dentro de ellas más sub_facetas aún, con un orden variable en la medida en la que considero en cada momento vital cual de ellas es la que más me condiciona como ser, hacia mis adentros y hacia fuera…..

„Yo, mujer RURAL“ ……. Rural….. ¿qué hace a una persona definirse como „rual“? ¿Que viva del campo? ¿Que viva en el campo? ¿que su espíritu y cuerpo se siente mejor acompañados en el campo aunque  por circunstancias de la vida resida en la ciudad? ¿que nació en el campo y lo mamó desde _o solo de_ pequeño? ¿rural vs. urbano? Cuanto más tiempo paso en esta vida, en este mundo, en este lugar que hoy por hoy es mi punto de referencia cotidiano, más duda me surge respecto de los conceptos abstractos, más difícil me resulta manejarlos, más borrosos los siento y mas claro tengo que nuestra realidad se componen de muchas minúsculas verdades, tan minúsculas como lo es cada persona en el gran entramado global y universal……

Más claro tengo también  que las brechas no son buenas, NUNCA, en ningún ámbito de la vida, ni entre hombres y mujeres, ni entre viejos y jóvenes, ni entre oriundos y forasteros, ni entre ricos y pobres, ni entre rurales y urbanos, ni entre norte y sur o este y oeste, ni entre tradición e innovación; y que todo el esfuerzo colectivo debería estar orientada hacia la eliminación de estas brechas y para eso, en mi opinión, hay que encontrar el denominador común que es el ser en su condición como individuo, y garantizar su máxima libertad de elección.

La mujer, la rural, la urbana, la futura, la joven, la madura, la vieja, avanzará en medida en la que la sociedad aumenta su capacidad de otorgar libertad a cada uno de los seres que la componen, a través de la educación, de la formación, de facilidades para un mínimo bienestar y desarrollo y realización personal, de plena autonomía. Desde este punto de vista me cuesta a veces entrar en el debate desde un condicionamiento determinado, como en este caso lo es el género.

Llegada al destino, recibimiento cariñoso, pancarta de C.C.O.O. contra el cierre de los estudios, maquillaje, peluquería y espera…… Por cierto, muy curiosa experiencia. Y el maquillaje, muy discreto, „me lo llevé a casa“, pero solo lo vio Uli y no le hizo mucho caso. Ni me acuerdo cuando me he visto la ultima vez maquillada, y por una profesional NUNCA. Está guay.

Durante la espera una primera toma de contacto con mis contertulianas: Maru Laguna, maestra rural con más de 40 años de ejercicio de su profesión en escuelas rurales de Castilla & León, Ángeles Balbás, empresaria ganadera y coodinadora en Cantabria de la Federación Nacional de la Mujer Rural FEMUR, y Margarita Rico González, economista y profesora en la universidad de Valladolid……
…………… y salida al plató para la entrevista.

Ya lo he dicho, agradecida a Ramon Colom por la oportunidad, por el interés, pero sobre todo por la tranquilidad y naturalidad con la que me recibió y que hizo que me olvidara rápidamente de los nervios, él y el chico con cuyo nombre no me quedé, que cambió el vaso de agua que otro alguien había llenado hasta el borde, por lo que, cuando lo vi pensé: por muy seca que se te quede la boca, no lo toques porque basta con que te tiemble la mano se te va a salir y vas a hacer el ridículo delante de la cámara.
Aunque muchas, muchas cosas han quedado en el tintero, y otras las podría  haber  dicho mejor, estoy contenta con lo que creo que va a ser el resultado. El mensaje final es: Portadora de un contenido interesante BUSCA continente para desarrollar proyecto!!!! Nunca se sabe…..

Después vino la tertulia que me resultó interesante y así lo espero para el programa, cuando se emita. Por cierto, aún no se sabe, pero ya os avisaré. Puede tardar unas semanas y se emite los domingos a las 0.00 h, pero el día después cuelgan el podcast del programa y de la entrevista……

Quedan las 4 horas de vuelta en las que muchos pensamientos pasaron por mi cabeza, ya más centrados en el medio rural que en la faceta de la mujer. La necesidad de articular mejor estos dos ámbitos quedó clara y también la poca eficacia de muchos de los programas y medidas que se tomaron en el pasado. Reflexiones sobre el cómo conseguir que la sociedad aprenda de la Naturaleza, es decir cómo aprender a conjugar de manera constructiva la componente estática o sedentaria con la dinámica o nómada/migratoria. La  Naturaleza sabe que tienen que coexistir los dos para crear un hábitat equilibrado. Eso significa, traducido al ámbito rural, facilitar la llegada de gente, el asentamiento temporal, cosa difícil en una sociedad más bien estática, que se define a través de su patrimonio. Si la presencia en un territorio ha de pasar por la adquisición de bienes inmuebles, es decir por la fijación de las personas a un lugar a través de la fijación económica, creo que dificulta que más gente pueda dar el paso. Además no es cuestión que la gente que viene tenga que ser gente que se quiera quedar definitivamente. Desde mi punto de vista es sano fomentar un flujo constante de personas, sea para pocos meses, para años o para el resto de su vida; en términos de renovación cualquier duración vale. Abrir la ventana siempre trae aire fresca, aunque sea durante cinco minutos.
Uno de los factores con el que siempre se argumenta en los debates sobre el futuro del medio rural es la falta de trabajo, el potencial de nuevos recursos, la dificultad de organización profesional. Evidentemente, y hasta que no tengamos la Renta Básica Incondicional, que incluso para este tema podría aportar parte de la solución, se necesita una fuente de ingreso, pero también se necesita una vivienda. En el territorio en el que yo vivo, apenas hay viviendas de alquiler, las que hay o son muy caras o no están acondicionadas como vivienda habitual, y sin embargo hay muchas casas cerradas, incluso abandonadas.
La casa que ahora acoge el KUKU lo ha sido, y hemos podido habilitarla para el proyecto, porque los dueños tomaron la decisión de cedérnosla. Para nosotros ha sido un pequeño milagro después de meses de angustiosa búsqueda de hogar. Para la sociedad debería ser un ejemplo, para las instituciones y la administración una señal.

En fin, 8 horas de reflexión dan para mucho más, pero me da la sensación que pocos vais a llegar hasta aquí. Los hábitos de lectura virtual suelen caracterizarse por la brevedad y escribir una entrada de esta extensión es todo un reto a la paciencia. Quien la haya tenido, se le agradece. Y……. ya os avisaré para que veáis el programa y deis vuestra opinión.

Dieser Beitrag wurde unter alltag abgelegt und mit , , , , , , , verschlagwortet. Setze ein Lesezeichen auf den Permalink.

Eine Antwort zu 8 horas de reflexión

  1. nacha schreibt:

    ¡¡¡enhorabuena!!!

Kommentar verfassen

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden / Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden / Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden / Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden / Ändern )

Verbinde mit %s