NO al FRAC

Ayer estuvimos en Torrelavega, en el Festival contra la Fractura Hidráulica. Nos disfrazamos de gotitas para el pasacalles, escuchamos las exposiciones de integrantes de la Asamblea de Cabezón y disfrutamos  con la música  de Los Bonitos del Norte con un cuenco de Marmitako en la mano.  Como no queríamos llegar excesivamente tarde a casa,  nos perdimos el concierto de Cortex. Tendremos que esperar a otra ocasión.

Gerstern waren wir auf einem Festival in Torrelavega (Cantabrien). Wie das so ist, wenn man früh kommt:  wir haben uns als Wassertropfen verkleidet und bei dem Umzug durch die Strassen der Stadt mitgemacht, um die Bewohner zu informieren und einzuladen; wir haben aufmerksam dem Vortrag/Bericht über Fracking zugehört und mit einem Schälchen Thunfischsuppe in der Hand das Konzert von “Los Bonitos del Norte” genossen.

.

Más fotos del festival // mehr Fotos vom Festival:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Uli estaba tocado por las noches anteriores que no pudo dormir bien a causa de la alergia. Menos mal que estaba Lea, así ha podido quedarse en casa. Aún así ha aportado su granito de arena: para la semana de Medio Ambiente en su cole, el Colegio Público Castilla & León, escribió un segundo capítulo de Chaf-Chaf, esta vez contandonos sus experiencias con la Fractura Hidraulica. A mí _ya sé, soy su madre_ me gusta mucho. Aquí lo compatro……

Uli war etwas mitgenommen von seinem Heuschnupfen. Gut, dass Lea da war und er so jemanden hatte, der mit ihm zuhause bleiben konnte. Trotzdem hat er einen tollen Beitrag geleistet: Für die Projektwoche in seiner Schule, bei der es um Umweltschutz geht, hat er ein zweites Kapitel über Chaf-Chaf geschrieben, dabei macht Chaf-Chaf seine ersten Erfahrungen mit dem Fracking. Ich find die Geschichte echt gut _bin schliesslich seine Mutter_ also häng ich sie hier rein, damit ihr selber urteilen könnt…..

Chaf-Chaf contra el fracking

de Ulises Sánchez Milde

El primer día de la vuelta a casa, Chaf-Chaf, de tanta alegría, no se había fijado. Pero el segundo, ya descansado, vió algo raro en sus compañeros. Ya no eran cristalinos vomitaban cada dos por tres y no paraban de quejarse de que les dolía la cabeza. Cada vez que temblaba la tierra se agrupaban y titiritaban como si tuvieran miedo. Chaf-Chaf no entendía nada. Además nadie sabía de dónde venían los temblores. Así que se apresuró a irse a pedir consejo a la Gota Mayor. Recorrió todo el acuífero, que mira que era largo, hasta encontrar a la Gota Mayor. Por fin dio con ellla cerca de un feo muro gris donde observaba con cara de preocupación una pequeña grieta, que Chaf-Chaf apenas podía distinguir. Cuando la Gota Mayor se dio cuenta de que Chaf-Chaf estaba detrás, se dio la vuelta y le miró a los ojos.

-¿Qué quieres, Chaf-Chaf?- preguntó.

Chaf-Chaf le planteó su duda y le preguntó qué estaba pasando. Nisiquiera la Gota Mayor lo sabía muy bien, pero le contó lo que había visto:

– Ay, hijo, un día estábamos todos en asamblea cuando de repente comenzó a moverse la tierra y un gigantesco aguijón penetró por el techo, atravesó el acuífero y continuó bajando. En cierto momento escupió una masa gris que se fue secado y se quedó dura, y eso es lo que ves ahí delante, hijo mío. Nos dimos cuenta de que cuando se mueve la tierra, se hacen grietas como ésta y salen unas gotas de aspecto asqueroso. Pues yo creo que son las que nos traen todos los problemas.

Chaf-Chaf, como podéis saber, quería salvar el acuífero. Preguntó a la Gota Mayor qué podí hacer y la Gota le contestó:

– Hijo mío, sólo hay una manera de salvar el acuífero y a todos nosotros, pero no es nada fácil. Tienes que dejarte llevar por la corriente hasta salir del acuífero, poco después llegarás a una cueva en la que vive la carpa Carpus. Si se lo pides, ella quizá pueda ayudarte.

Chaf-Chaf siguió los consejos de la Gota Mayor y pronto llegó a la cueva de la carpa Carpus. Le contó la historia del acuífero.

– Bien, bien- dijo la carpa.- Conozco a un niño llamado Uli que, si le cuentas la historia, quizá te ayude.”

Así que la carpa, con Chaf-Chaf en la espalda, subió al pilón y allí justo pillaron a Uli yéndose. La carpa le pegó un salpicón con la cola y Ulises se giró. Se acercó al pilón y Chaf-Chaf le contó la historia. Al fin, cuando Chaf-Chaf terminó, Uli se fue a casa y, nada más llegar, tiró la cartera y se puso a escribir lo que Chaf-Chaf le había contado, para al día siguiente llevarlo al cole y avisar a la gente del peligro de la FRACTURA HIDRÁULICA.

.

.

(es) blog de www.fracturahidraulicano.info
(de) eine Info-Seite auf Deutsch zum Weiterlesen http: www.unkonventionelle-gasfoerderung.de
(en) www.gaslandthemovie.com/whats-fracking

Esta entrada fue publicada en andere autoren, besondere Tage, blog(s), cuentos, días especiales, en camino, enlace, link, medio ambiente, otros autores, Umwelt, unterwegs y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s