morfología

El tema „casa“ flota en el aire y en nuestra mente desde que estamos aquí: ¿rehabilitar? ¿autoconstruir? ¿comprar? ¿alquilar? ¿solar? ¿rústico? ¿urbanizable? ¿urbano? ¿pacas de paja? ¿piedra? ¿madera? Hay momentos en los que este tema se ve arinconado por otros más apremiantes; hay ocasiones en los que salta al escenario  con el mismo ímpetu que un grupo de chicas de can-can. En eso estamos, así que no se sorprendería nadie al vernos esta noche tomar el café en la concina después de cenar, yo con la cabeza en mil sitios, Juanjo intentando estudiar, cuando, de repente me cita del taco de papeles que tiene delante:

„Algunas lenguas indígenas del norte de California pueden distinguir morfológicamente entre „casa existente en la actualidad“, „casa en ruinas“ (morfema de pasado) o „casa por construir“ (morfema de futuro).“

Del capítulo „La Morfología“ por Ignacio Bosque, publicado en „Introducción a la Lingüística“ de Francisco Abad y A. García-Berrio

A ver si siguiendo la estratégia de los morfemas encontramos una solución a nuestro dilema. Me imagino a Juanjo preguntando a los respectivos dueños qué morfema creen que habría que aplicar a su propiedad. Vaya, al final  resulta que va a ser un problema morfológico……

Dieser Beitrag wurde unter andere autoren, idioma, otros autores, palabras, sprache, wörter abgelegt und mit , , , , verschlagwortet. Setze ein Lesezeichen auf den Permalink.

4 Antworten zu morfología

  1. carzum schreibt:

    jeje, pues sí que da de si la morfología… Por no hablar de quienes prefieren tener una ruina en propiedad, que una casa restaurada en manos de otro… que haberlos haylos… Abrazos 😉

  2. Ichmck schreibt:

    Lo suyo, en realidad, es que los morfemas fueran habitables, con su cédula de habitabilidad y todo. O que las casas tuvieran estructura morfemática. ¿Acaso no fue el verbo el origen de todo?

  3. Rosa schreibt:

    Dile a Diego de mi parte que los precios de Madrid están también muy por encima del valor real (quiero decir de uso o no se ya que término utilizar) y no es culpa solo de las inmobiliarias sino también de los bancos y entidades financieras que se han hecho con ellos y no quieren que bajen de precio… Es verdad sin embargo , y lo reconozco, que en la capital se empieza con el cuento de la lechera y este se extiende como la pólvora a todos los rincones del país…
    Lo que quería decir es que morfema a morfema… ¿te imaginas una casa con morfemas que remitan a diferentes tiempos? A la idea se le puede sacar mucho partido…. „filosófico“…Lo de vivir bajo techo y calentitos es otro cantar (¿hay morfemas con música?). Besos para todos

  4. Diego schreibt:

    Lo malo por aquí, Andrea, es que la gente no entiende la diferencia entre esas tres cosas y para ellos todo son casas existentes en la actualidad y además le ponen el precio de „casa existente en la actualidad… en Madrid“
    Había que hacer un komplot a las inmobiliarias para que los indicadores del mercado, que son ellos, bajasen los precios de: ruinas con dinteles,terreno con montón de piedras y alguna viga rota, y terrenos, que es en lo que básicamente se traduce en el territorio en el que vivimos eso de „casa existente en la actualidad, casa en ruinas y casa por construir“, porque incluso en el último caso para ellos un terreno es ya una casa y si te descuidas una urbanización…
    Un abrazo!

Kommentar verfassen

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden / Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden / Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden / Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden / Ändern )

Verbinde mit %s